Editoriales

Ecuador: cambio de rumbo

"Hay una gran ilusión que el país espera mantener el mayor tiempo posible"

Mañana, la república está a un año del bicentenario de su Independencia y empieza un nuevo gobierno que mantiene encendida la esperanza de mejores días.

El enfrentamiento de las múltiples pandemias que afectan al Ecuador es su mandato fundamental y fue su promesa principal durante la campaña electoral. Ahora corresponde que empiece a cumplirla.

En cuanto a la epidemia de la COVID-19, la vacunación masiva, inocular a nueve millones de compatriotas en los cien primeros días de ejercicio del poder, es una de las claves contra la difusión del virus y la tarea imperativa para garantizar la reactivación de los sectores productivos y consecuentemente la economía, al tiempo que se genera empleo. Resta saber si cuenta con las vacunas suficientes, adquiridas por el gobierno que termina o las que ha requerido.

En cuanto a la pandemia de la corrupción, con gran presión social por delante, ya se ha manifestado la voluntad de no declinar un esfuerzo que parece debe de ser permanente.

Queda por ver el porqué de la promesa de cambiar en cien minutos el rumbo por el que se transitaba.