Editoriales

Sin descuidar sus tareas

"Los impuestos de los contribuyentes están destinados a garantizar la eficiente prestación de servicios básicos, y a la construcción y mantenimiento de infraestructura y espacios públicos"

Con notable iniciativa, ciertas autoridades seccionales han presionado para que se les permita participar en el proceso de vacunación del Gobierno Central. Tras acuerdos caídos, amenazas y conciliaciones, finalmente podrán ayudar logísticamente en la aplicación de las vacunas. Esta colaboración es bienvenida, pero no por ello podrán descuidar las tareas propias de sus competencias, ni en expendio de recursos, ni en asignación de personal, ni en la prioridad que se dé a la atención de las necesidades de la comunidad.

En Guayaquil, por ejemplo, las fuertes lluvias han deteriorado gravemente las calles; el centro está invadido por delincuencia, mendicidad, consumo de drogas y comercio desordenado, al igual que otros barrios del norte y del sur; las veredas están sucias y descuidadas, dando un aspecto de ciudad abandonada y mal tenida. Sin mencionar la falta de áreas verdes y los muchos aspectos a mejorar en el transporte público, en la vialidad y en el tránsito. Los impuestos de los contribuyentes están destinados a garantizar la eficiente prestación de servicios básicos, y a la construcción y mantenimiento de infraestructura y espacios públicos. Sin duda combatir la COVID para salvar vidas es prioritario, pero también lo es dar una buena calidad de vida a los ciudadanos.