Los deberes de los ciudadanos

  Editoriales

Los deberes de los ciudadanos

"Es tiempo de pensar en nuestras responsabilidades con el Ecuador y no con egoísmo, solo en el ejercicio de nuestros derechos"

La demagogia ha enfatizado sobre los derechos de los ciudadanos y en cambio abandonó la imprescindible prédica de los deberes, fomentando con ello un desequilibrio social sumamente dañino, una ley del embudo garantizadora de la ausencia de la paz y sembradora de conflictos. Cabe entonces insistir en los deberes fundamentales de los ciudadanos.

En tiempos de pandemia es elemental el autocuidado. Nadie mejor que cada uno para saber lo que se debe hacer y lo que no, para evitar adquirir el contagio o transmitirlo. En circunstancias de próximas elecciones es obligatorio seleccionar cuidadosamente al destinatario de nuestro voto y hacerlo pensando en el interés común y en darle una oportunidad al Ecuador. Tal cual se ha reseñado: elegir corruptos, mentirosos, criminales o impostores no nos convierte en víctimas sino en cómplices. En momentos de crisis institucional, cuando todos tienen duda sobre casi todo, es imperativo cumplir las reglas, esmerarse en mantener la convivencia social; pero también es trascendente atreverse a reclamar, a participar activamente denunciando la corrupción. Solo ejerciendo en plenitud estas y otras responsabilidades, garantizaremos los derechos que nos son inherentes y dejaremos de ser habitantes con cédula para ascender a la categoría superior de ciudadanos.