Crisis nunca superada

  Editoriales

Crisis nunca superada

Hacen faltan políticas de Estado que se cumplan y que la justicia castigue la corrupción que se ha tomado esta plaza

Cada nuevo triunfo en ámbito internacional saca a la luz la falta de apoyo a los deportistas de diversas disciplinas por parte de las instituciones creadas con ese fin. Se evidencia la situación y se hacen promesas de cambio. Sin embargo, el ‘statu quo’ permanece invariable.

La razón de ser de federaciones y comités deportivos es proporcionar medios y condiciones idóneas para que los talentos ecuatorianos puedan alcanzar altos estándares que les permitan destacarse en competencias a nivel mundial. No obstante, por décadas los deportistas han tenido que recurrir a la empresa privada o a su propio esfuerzo para obtener lo necesario para su entrenamiento, movilización o incluso la inscripción en torneos internacionales. Las autoridades deportivas, ante las declaraciones del nuevo medallista olímpico, no se han pronunciado de forma contundente para dar a conocer soluciones definitivas a la falta de respaldo y financiamiento para los deportistas, la manutención de centros de entrenamiento, programas para descubrir talentos, y mucho menos el establecimiento de duras sanciones para quienes incumplan sus funciones o malversen los recursos asignados al fomento del deporte. Hacen faltan políticas de Estado que se cumplan y que la justicia castigue la corrupción que se ha tomado esta plaza.