Editoriales

Consecuencias del dirigismo

"Son responsables del colapso económico, de la pérdida de empleos y de la descomposición social, consecuencias todas del atrabiliario e ignorante dirigismo que nos domina"

Que se puede circular hasta determinada hora, o que los domingos nadie pueda salir de casa son abusos del Estado totalitario nacido en la pandemia. Que algún guardián, o guardiana, de la ley decida que las 9:30 de la noche es la hora en que la gente debe recogerse, pero las 10 p. m. es prohibido, es inaceptable. Vivimos, hasta donde lo sabemos y lo establece la ley que nos cobija, en una sociedad libre, no sujeta al capricho de quienes piensan que “saben mejor”. Pasado el momento del abuso, quienes impusieron tales medidas deberán rendirle cuentas a la sociedad. Son responsables del colapso económico, de la pérdida de empleos y de la descomposición social, consecuencias todas del atrabiliario e ignorante dirigismo que nos domina.

Deberán responder por la pérdida de cientos de miles de empleos y por causar la desesperación de los hogares. Asumirán la quiebra del sistema educativo, el colapso del sector de hospitalidad y turismo, y de las actividades de entretenimiento; y serán causantes de la caída libre, en más de $15.000 millones, de la producción nacional. No lo olvidarán los ecuatorianos que perdieron su modo de vida; quienes fueron las víctimas propiciatorias de normas cuyo resultado es arruinarle la vida a la gente.