Chile: entre la esperanza y el miedo

  Editoriales

Chile: entre la esperanza y el miedo

Una limpia jornada electoral, con resultados aceptados por todos, deja notar el alto grado de desarrollo institucional de Chile’.

Rompiendo una dura polarización del electorado del país de la estrella solitaria, el ahora presidente de Chile, Gabriel Boric, logró consolidar un poderoso aglutinamiento electoral del centro a la izquierda que le permitió superar al candidato Kast, triunfador de la primera vuelta, con cerca de un millón de votos, revirtiendo un mapa electoral que parecía inamovible. La victoria del joven presidente, sin otros antecedentes que su condición de líder estudiantil, no deja de generar expectativas que van “entre la esperanza y el miedo”. Con un discurso tranquilizador en su presentación inicial como presidente electo y un reiterado llamado a la unidad nacional, prometiendo gobernar para todos, las primeras manifestaciones del efecto Boric se han dejado sentir en turbulencias económicas que revelan desconfianza. Sin embargo, el llamado de Kast a respetar a quien ostenta la máxima dignidad de su país y su oferta de colaboración en ánimo de superar en Chile la gran brecha que generó la explosión de octubre de 2011, al tiempo que evidencia madurez democrática hace pensar como posible un gran entendimiento que garantice al nuevo gobierno la posibilidad de trabajar en paz y sin obstrucciones.

Es de desear que el gobierno por iniciarse no se contamine con el denominado socialismo del siglo XXI.