Editoriales

La burocracia: ¿es dorada?

Oportunidades de estudios en el exterior abundan; las comisiones de servicio, innecesarias las más, incluyen pasajes, dietas, bonos de localización; el turismo externo cuesta millones; roles se inflan al ritmo que baja la productividad’.

No todo el empleo público es burocracia, ni es dorado. Los profesores, trabajadores de la salud, militares y policías cumplen funciones esenciales dentro de la organización de la sociedad. Hecha esa aclaración, no es menos cierto que la burocracia tiene innegables ventajas, incluyendo remuneraciones promedio que duplican los valores pagados en el sector productivo. Además, los beneficios por antigüedad están escalonados para eventualmente superar en monto los sueldos aplicables a la categoría del servidor.

Es un mercado atractivo. Las oportunidades de estudios en el exterior son abundantes; las comisiones de servicio, innecesarias las más, incluyen pasajes, dietas y bonos de localización; el turismo externo cuesta millones; y los roles se inflan al ritmo que baja la productividad. Las posiciones en el Banco Central son codiciadas, como generosas son las liquidaciones, haya o no el empleado prestado sus servicios. Municipios y prefecturas entran al festejo cuando, por ejemplo, negocian contratos colectivos abusivos motivados por las conveniencias políticas de alcaldes y prefectos.

¿Y quién paga la cuenta? Son los contribuyentes los llamados a sostener el estilo de vida de los privilegiados.