No más anuncios, más acciones

  Editoriales

No más anuncios, más acciones

La seguridad es un derecho ciudadano que se debe recuperar...’.

Sin escudo no hay seguridad y la realidad es esta: sin una policía bien armada, no capacitada y sin bases de institucionalidad, el país seguirá desprotegido. La crisis de violencia en que Ecuador se ha sumergido en los últimos meses ha motivado un sinnúmero de discursos y ofrecimientos gubernamentales. Pero es tiempo de pasar de las promesas a acciones palpables, evidentes.

Si ya nos alarmaba el hecho de que la institución policial estuviera reclamando recursos de años pasados para poder equiparse en plena emergencia, impactados hemos quedado al saber que desde el 2015 los agentes de seguridad ni siquiera cuentan con lo más básico: uniformes adecuados, chalecos en buen estado e insumos para poder trabajar. Y lo que es peor: que los gendarmes hayan debido destinar su sueldo a suplir esas carencias.

Ya resulta irrelevante si parte de este problema de equipar a la Policía es de ahora o viene de años atrás, lo que corresponde es una reacción efectiva del Gobierno. Preocupa no ver, a esta altura del año, medidas aterrizadas y resultados. Es necesario que el Ministerio del Interior actúe con diligencia. En medio de urgencias, no son válidas más promesas o anuncios, ni soluciones a cuentagotas. La seguridad es un derecho ciudadano que se debe recuperar, con eficiencia y celeridad.