Columnas

Robos al IESS y en el IESS

"El saqueo fue de varias formas y modalidades: obras con sobreprecio, nombramientos injustificados, préstamos obligados “al gobierno”, inversiones de dudoso fin"

EL IESS, institución de los trabajadores del país, últimamente es un organismo al cual sus propietarios no controlan, dirigen o inciden en é. Hoy lo han convertido en caja chica y banco de préstamos de varios gobiernos. Es saqueado por funcionarios y administradores, como hizo el correato con sus fondos; fue descarado y de cinismo insólito. Algunos de sus directivos hoy están presos, prófugos o enjuiciados. Sin embargo, lo que más llama la atención es que uno de ellos fue premiado con un cargo diplomático.

El saqueo fue de varias formas y modalidades: obras con sobreprecio, nombramientos injustificados, préstamos obligados “al gobierno”, inversiones de dudoso fin. Pero lo más escandaloso fue la compra de medicinas con precios insólitos. Adquisiciones excesivas de materiales no requeridos. Lo más descarado fue que diversos oferentes de suministros y fármacos no eran de esta rama sino de otro ámbito o improvisados. Esto fue una constante. Y lo más curioso, que algunos funcionarios escondían los medicamentos hasta que caducaran. 

En otros casos los instrumentos quirúrgicos fueron embodegados sin reportarlos a los médicos.

En medio de la pandemia del coronavirus los sobreprecios de adquisiciones de “emergencia” fueron descarados: del 50, 70 y hasta 900 %. Hay mafias sindicalistas que robaban las medicinas embodegadas. 

Las víctimas de la pandemia son robadas al ingreso. A los fallecidos les han sustraído documentos, celulares y tarjetas de crédito. Hoy se sabe que esas “mafias” han decidido usar la tarjeta de débito de un difunto y limpiar su cuenta. Esto dice que la corrupción del IESS de Guayaquil es en todo nivel. Estamos ante una situación de putrefacción que requiere que los afiliados adopten de inmediato medidas y decidan, de una vez por todas, tomar las riendas del organismo para detener su descomposición. Pues robo, compras y el atraco son noticias diarias. 

Es necesario que la ciudadanía, afiliados y funcionarios honestos saquen a la luz pública el pus que corroe todos los niveles del IESS.