Página no encontrada

Disculpe las molestias. La página que ha pedido no existe, ha sido borrada del servidor o ha habido algún problema al procesarla. Si el problema persiste o considera que el error no debería aparecer, póngase en contacto con nosotros.

Volver a la portada 404

Columnas

¿Es constitucional la pandemia?

El país está atrapado en los intereses privados, egoístas y de ambiciosos, donde lo público y lo social no interesan.

Es la pregunta necesaria y fundamental que hemos de hacernos en el país de Macondo que nos toca vivir luego de que el coronavirus cobrara más de 10.000 vidas en 40 días. Es preciso hacerla pues los argumentos que ‘empresaurios’, izquierdistas, sindicalistas, cámaras de producción, burócratas (rateros correístas y otros), sirvientes del gran poder privado, asambleístas ineptos, “sostienen” para rechazar cualquier propuesta. Con pueril argumento dicen que son inconstitucionales.

El país está atrapado en los intereses privados, egoístas y de ambiciosos, donde lo público y lo social no interesan. Se niegan a ser solidarios con los pobres y pequeños empresarios quebrados. Dicen que cualquier medida de ayuda es “inconstitucional”. ¿Y la pandemia del coronavirus es constitucional? Obviamente no. No anuncia cuándo llega ni advierte sus efectos en la economía, la sociedad y en las vidas humanas. Viene y deja grandes pérdidas. Así fue con la viruela y la peste negra en la Colonia. También con la fiebre amarilla y ningún diputado en 1843 dijo que las medidas tomadas “debían ser constitucionales”. Solo la ruindad humana, ambición y tontería puede llevarlos a decir que las medidas y propuestas a tomarse deben ser “constitucionales”. Así, con torpe necedad persisten en no dar nada para intentar salvar al país, quebrado por la pandilla correísta y los recicladores. Por eso son capaces de declarar que el coronavirus es inconstitucional.

Egoístas, roñosos, ambiciosos, desmedidos “genios de torpe inteligencia” llamados asambleístas, no entienden nada. Pues creen que esta pandemia “no tiene derecho” a afectar, en lo mínimo, sus mezquinos intereses particulares, privados y de mafias. Algunos ‘empresaurios’, voceros políticos, partidos, y sus voceros orgánicos, con audaz descaro dicen que ellos darán unos pocos centavos. Pero que estos se reconozcan como créditos tributarios. Avaricia empresarial. Y los mafiosos correístas, junto a perpetuos dirigentes sindicales dicen lo mismo: que toda propuesta es inconstitucional. Esto significa que el “coronavirus es inconstitucional”. ¡Qué geniales ignorantes de roñosería perenne son muchos líderes políticos, asambleístas, sindicalistas corruptos y ‘empresaurios’ del Ecuador macondiano de hoy!