Columnas

Visión estratégica y pragmatismo implacable

"Son políticos con visión estratégica y pragmatismo implacable. El modelo a seguir en Ecuador: Singapur"

En pocos meses Ecuador tendrá nuevos gobernantes. Después de la catástrofe económica y social de más de una década perdida, ningún candidato, con sentido común, plantea cómo rescatar al país. La corrupción pública, el dispendio económico, el desempleo y la miseria moral derrumban a Ecuador.

Todos repiten hay que “rescatar” (¿?) al Estado. Gravísimo error. Es a la gente, al pueblo, al que hay que salvar. El Estado es una entelequia. Irreal. La usan burócratas y políticos (piponazgo, nepotismo, concusión y atracos ilimitados) para robar el tiempo y el dinero de la gente. La “deuda eterna” (externa e interna) empobrece a la población.

En 1987 conocí Singapur (716 km2). Una maravilla. De un reducto de tráfico de drogas, impunidad, abusos sexuales, asesinatos, pésimos manejos de gobierno, inseguridad, terrorismo, gente en la miseria y desorden (igual que Ecuador) fue transformada por Lee Kuan Yew (1923-2015). Gobernó 30 años. La convirtió en el primer mundo. Abogado con honores en la universidad de Cambridge en el Reino Unido. Hablaba inglés, malayo, cantones, japonés, mandarín, hokkien chino y muchos dialectos. Se alió con comunistas. Por corruptos los metió presos. Una de las naciones más sucias de Asia. Tremendo desorden vial. Ahora es uno de los países más seguro de Asia. Defendió la meritocracia. Erradicó gran parte de la corrupción. Ejerció férreo control de los medios de comunicación y la oposición. Su Ejército es la imagen del ejército israelí. Carece de recursos naturales. Nadie está sin trabajo. El vandalismo se castiga con azotes y el narcotráfico con la horca. Incluso políticos. Tiene un PIB más alto que Europa y América.

En los 2000 reaparecieron el terrorismo y asesinatos. Lee Hsien Loong, hijo mayor de Lee Kuan Yew, asumió en el 2004 el poder. Grandes cambios represivos y radicales. Atacó fuertemente drogas, corrupción y violaciones de mujeres. Redujo la inseguridad

Son políticos con visión estratégica y pragmatismo implacable. El modelo a seguir en Ecuador: Singapur.