El Sucre

  Columnas

El Sucre

Las operaciones entre el régimen y la compañía de Pulido generaron perjuicio por $ 2.600 millones

Correa rechazó mi artículo en Expreso (23/03/2009) sobre el Sucre. Quería desdolarizar y confiscar los dólares. Me enjuició penalmente, como contravención (art.606 No. 13 Código Penal). “La dolarización es un cantinflada”. “Atenta a la soberanía”. “Impulsa una moneda regional y contable”. El Banco Central contradijo y aceptó que existen los contenedores. No hubo aforo físico. Exhibieron moneda fraccionaria. Un comisario de Policía, del Gobierno, atropelló mis derechos constitucionales. Su fundamento “jurídico” fue: “para que responda por mis actos” (¿?). Contravención (art.606 No. 13 Código Penal). Mi reclamo sobre el debido proceso, lo negó el vocal Diego García Carrión, luego procurador del Estado. Fernando Villavicencio: El Sistema Unitario de Compensación Regional es un lavado gigante en la historia: Correa fingió exportaciones de insumos de construcción entre el chavismo y la empresa ecuatoriana Fondo Global de Construcción, de Álvaro Pulido, socio del colombiano Álex Saab, preso en EE. UU. por lavar $ 350 millones. El negocio del Sucre de Saab fue vender dólares en el mercado negro, a tasa preferencial para abultar su disponibilidad de bolívares. El Banco Central de Venezuela convertía ese dinero en sucres transferidos, sin supervisión del Banco Central de Ecuador; los transformaba en dólares para ser depositados en la empresa de Saab que enviaba contenedores vacíos al chavismo. Acusados de sobornos, Saab y Pulido aseguraron que funcionarios de Aduana y Guardia Nacional tomaron fotos de un cargamento en diferentes lugares. No eran múltiples embarques. Facturas adulteradas, duplicadas o falsificadas, lograron que la Comisión Nacional de Administración de Divisas del chavismo pagara importaciones que jamás existieron. Foglocons, operación con depósitos en bancos de EE.UU. desde donde se transfería el dinero a paraísos fiscales de Panamá, Suiza, islas Seychelles o Andorra. La Fiscalía ecuatoriana descubrió la red de empresas relacionadas a Foglocons que movían dinero para lavarlo a través del Sucre. Las operaciones entre el régimen y la compañía de Pulido generaron perjuicio por $ 2.600 millones.