Elecciones en EE. UU. y Venezuela

  Columnas

Elecciones en EE. UU. y Venezuela

"La cifra de abstención de estas elecciones fue significativa al compararla con las elecciones legislativas de 2015"

El 16 se hará público el gigantesco fraude electoral en EE.UU. con el mismo sistema Smartmatic, originado en Venezuela, aplicado en las elecciones en países empobrecidos por el socialismo del siglo 21”. Elecciones en EE. UU. y en Venezuela legislativas (fraudulentas) del 6 de diciembre. El proceso no cumplió “mínimos estándares de credibilidad y no son más que un intento por robar el futuro democrático de Venezuela”. El Grupo de Lima, que busca la transición pacífica, lo descalificó. Venezuela es la cueva del comunismo. Más de 50 países lo rechazan. Solo 31 % de su población lo aprueba. El comunismo ha fracasado. “Marx y Engels nunca intentaron refutar a sus oponentes con argumentos. Los ridiculizaron, se burlaban, calumniaban y vituperaban. Sus seguidores hacen lo mismo. Su polémica jamás se dirige contra el argumento de sus oponentes sino contra las personas” (Ludwig von Mises, austriaco, 1881-1973). Lo reemplaza el “nuevo orden mundial”. EE.UU. seguirá reconociendo a Guaidó como presidente interino de Venezuela. No le importa la elección legislativa. Pompeo dijo que la elección es una farsa. “Carece de legalidad y legitimidad, sin garantías, libertad, seguridad, transparencia, ni integridad de los votos. No debe ser reconocida por la comunidad internacional”. Canadá, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guyana, Haití, Panamá, Perú, Paraguay, República Dominicana, Santa Lucía, El Salvador, Guatemala, Honduras. Reino Unido no reconoce la legitimidad de la nueva Asamblea, de elecciones “profundamente defectuosas” (RR. EE., Dominic Raab). No hubo “estándares internacionales mínimos”. El bloque “no puede reconocer este proceso electoral como creíble, inclusivo o transparente”: Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea. La cifra de abstención de estas elecciones fue significativa al compararla con las elecciones legislativas de 2015: la oposición rompió 15 años de hegemonía chavista con 71 % de participación en las urnas. En las elecciones de 2010 el ausentismo fue de 66,45 %. La del domingo es la mayor abstención desde 2005, cuando solo 25 % de los votantes fue a las urnas.