Columnas

Diana Salazar

La corrupción en la FIFA es un escándalo deportivo luego de que autoridades suizas irrumpieron sorpresivamente en un hotel de Zúrich...

Nació en Ibarra el 5 de junio de 1981. A los 16 años se mudó con su familia a Quito para estudiar derecho en la Universidad Central del Ecuador. Lady Diana Salazar Méndez ejerce como fiscal general del Estado. Se inició como amanuense en 2001. En 2006 ocupó el cargo de secretaria. En 2011 fue fiscal. En 2016 asumió el caso FIFA Gate en Ecuador. Sus investigaciones entre el 16 de marzo y el 17 de mayo de 2020 hicieron noticia. 141 delitos de corrupción bajo 9 tipos penales: peculado, enriquecimiento ilícito, cohecho, concusión, tráfico de influencias, asociación ilícita. El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga Acosta, fue encontrado culpable de aceptar sobornos (art. 27 del Código de Ética de FIFA) por concesión de derechos de televisión y marketing de la Conmebol (Copa América y Copa Libertadores). Sentenciado a 6 años de prisión por el delito de lavado de activos. Se lo ha inhabilitado de por vida para participar en actividades relacionadas con el fútbol. La Comisión de Ética le impuso multa de $ 1 millón a Chiriboga.

Diana Salazar ha frenado y descubierto los mayores casos de corrupción en Ecuador. FIFA Gate es la más grande corrupción en el deporte mundial. 39 dirigentes y empresarios investigados. 22 se declararon culpables de 92 delitos. Aceptaron sobornos por más de $ 200 millones. En el congreso FIFA 2015, FBI detuvo a 7 dirigentes. Por sobornos, fraudes y lavado de dinero desde 1991. Sergio Jadue es elegido presidente de la Asociación de fútbol de Chile. Pantalla del grupo de empresarios. Julio Grondona, el “padrino” del fútbol sudamericano, protege a Jadue. Seguidos por el FBI. Joseph Blatter, recién elegido, convocó en 48 horas a nuevas elecciones. Jadue, dirigiendo un pequeño club de fútbol local, se convirtió en grande del fútbol chileno. Formó su red de corrupción y un imperio criminal millonario. La corrupción en la FIFA es un escándalo deportivo luego de que autoridades suizas irrumpieron sorpresivamente en un hotel de Zúrich como resultado de años de numerosas investigaciones de casos de corrupción en los que el máximo ente del fútbol mundial quedó desprestigiado.