Columnas

Cuarta Revolución industrial

'Igual que con los humanos en tiempo real, vía internet, los sistemas ciberfísicos se comunican y cooperan entre sí, por los partícipes de la cadena de valor'.

La primera Revolución industrial (siglo XVIII) cambió la producción con energía del vapor de agua. La segunda Revolución industrial (1870-1914) introdujo la producción en masa con energía eléctrica, acero y petróleo. 

La tercera (revolución digital), incluyó el fonógrafo, teléfono, bombilla, motor de combustión interna y tecnología de información y comunicaciones (TIC). 

Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial (2016), y creador (2013) de la “cuarta revolución industrial” (“Industria 4.0”) explica: es distinta. Las tecnologías continúan conectando a la web a miles de millones. Mejora la eficiencia de las empresas y organizaciones. Regenera el entorno natural con una mejor gestión de activos. 

En la Feria de Hannover (2011) presentaron al gobierno alemán los sistemas ciberfísicos, el internet de “las cosas” y la computación en la nube. 

Conecta máquinas, piezas de trabajo y sistemas. Crea redes inteligentes en la cadena de valor y control autónomo. Incluye robótica, inteligencia artificial, “cadena de bloques”, nanotecnología, biotecnología, computación cuántica, impresión 3D, vehículos autónomos, automatización, intercambio de datos en tecnologías de manufactura y desarrollo.

Las máquinas predicen fallas y sistemas autónomos de mantenimiento o logísticas, autoorganizadas. Reaccionan a cambios imprevistos en la producción.

Las barreras entre fábricas individuales desaparecen. Interconectarán distintas fábricas y regiones geográficas.

Diagnosticarán fallas, componentes y sistemas, con autoconciencia y autopredicción. Predicen niveles de componentes, sistemas y manejo de la fábrica en el menor tiempo posible. Cero inactividades. 

Crea por nódulos “fábricas inteligentes”. Controla procesos físicos, crea copias virtuales del mundo físico y toma decisiones descentralizadas. 

Igual que con los humanos en tiempo real, vía internet, los sistemas ciberfísicos se comunican y cooperan entre sí, por los partícipes de la cadena de valor.