Bienvenido señor presidente Lasso

  Columnas

Bienvenido señor presidente Lasso

Sereno, emotivo, agradeció a todos sus vinculados políticamente y a su familia, que lo acompañó en su campaña.

Con cerca del 53% de los votos, usted es el presidente de Ecuador. Derrotó al candidato del dictador, condenado y prófugo Rafael Correa y del “siglo 21”, imposibles de derrotar en 16 años. Bienvenido señor presidente Lasso. Las redes sociales tienen pensamientos interesantes: “en el año 21, del siglo 21 ganó la lista 21, alejándonos del socialismo del siglo 21”. En esa obsoleta denominación de “izquierda y derecha” derivada de la Revolución Francesa (1789), a usted lo califican como un hombre de “derecha”. Pero esto, además de ser un absurdo conceptual y semántico, evidencia que los que están perdidos en el tiempo dicen seguir odiando a EE. UU. Pero con los dólares que se roban, van corriendo a vivir allá con sus familias. Cuba, Venezuela, Nicaragua, Argentina, Bolivia y otros de esa línea, son multimillonarios sin jamás haber generado un empleo, invertido, ni creado trabajo productivo. Solo robando el dinero de la gente, vía impuestos y con el cuento del socialismo. Andrés Arauz, aupado por Correa y sus compinches Castro, Chávez, Kirchner, Maduro, Ortega, y otros, dicen que la “izquierda” ha perdido. Perdieron los ladrones. Se acaba de descubrir una mansión en México valorada en $ 30 millones, propiedad de Arauz. El embajador de EE. UU., Mike Fitzpatrick dijo: Conversé telefónicamente con el presidente electo @LassoGuillermo para felicitarlo por su triunfo en la jornada cívica de ayer. Esperamos trabajar con su gobierno en nuestros objetivos en común y en beneficio de Ecuador.

“Decidí venir en este primer día a la ciudad de Quito, donde nació mi padre, para agradecer a los quiteños, a la provincia de Pichincha, a la Sierra, y a los pueblos y nacionalidades que nos dieron su apoyo en este triunfo que es de todos los ecuatorianos. “Extiendo mi mano y les aseguro que las puertas están abiertas para todos los ecuatorianos, sin excepción. Tenemos una gran responsabilidad: lograr la prosperidad de las familias”. Usted ha renunciado a su sueldo de presidente y a su sueldo vitalicio. Algo sin precedentes. Sereno, emotivo, agradeció a todos sus vinculados políticamente y a su familia, que lo acompañó en su campaña.