Columnas

Subsistema de Educación Particular

'Es momento de que el Ministerio de Educación escuche la petición de la educación particular creando una subsecretaría para el subsistema'.

El Sistema Nacional de Educación, que comprende los niveles de educación inicial, básica y bachillerato, se encuentra bajo la esfera de acción del Ministerio de Educación y por su fuente de financiamiento se divide en el Subsistema de Educación Pública o de financiamiento fiscal y el Subsistema de Educación Particular de financiamiento privado.

Dentro del Subsistema de Educación Pública, esta se subdivide en el Subsistema de Educación Hispana u ordinaria, y el Subsistema de Educación Intercultural Bilingüe, que se organiza a través de la Subsecretaría de Educación Intercultural Bilingüe, de manera desconcentrada y con respeto a los derechos de las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas. Cuenta con aproximadamente 1.792 establecimientos educativos para una población de alrededor de 22.204 estudiantes.

Si dentro del Subsistema de Educación Pública de financiamiento fiscal existe una Subsecretaría de Educación Intercultural Bilingüe, el que no exista para la Educación Particular constituye un burdo discrimen, puesto que esta cuenta con aprox. 1´012.917 estudiantes, lo que representa un 22,9 % de un total de 4´136.938 estudiantes matriculados en Ecuador.

En el Subsistema de Educación Hispana se mezclan el resto de instituciones educativas sin considerar su naturaleza jurídica, que corresponde al derecho público y derecho privado, con estructura y administración totalmente diferentes. En la educación particular el Estado no invierte ni un solo dólar y los costos del servicio son pagados directamente por el usuario, respondiendo a los derechos constitucionales que garantizan la libertad de contratación, libertad de asociación, libertad de trabajo, libertad de ejercer actividades económicas legales, libertad de elección del tipo de educación para sus hijos.

Es momento de que el Ministerio de Educación escuche la petición de la educación particular creando una subsecretaría para el subsistema, pero no aumentando la burocracia, sino reorganizando por especialidades a las 8 subsecretarías que constan en su organigrama.