Columnas

Educadores

"Los primeros y principales educadores y formadores de los hijos son sus padres y los profesores son sus ayudantes"

Los educadores tienen como misión educar a otras personas, transmitiendo conocimientos, creando hábitos y desarrollando destrezas. La palabra formador denota el mismo significado, pero con más amplitud, porque el formador no solo instruye en conocimientos a las personas o las educa, sino que moldea su carácter y costumbres, con la práctica de la ética, moral, valores y principios, formando su personalidad con razonamiento lógico y pensamiento crítico.

En la antigua Grecia no era importante leer y escribir, siendo lo principal crear habilidades de audacia y destrezas físicas-militares en los varones. En Atenas se desarrolló el primer proceso educativo al que se denominó “paraideia”. Los primeros maestros fueron los sofistas, que enseñaban disciplinas muy diversas utilizando el arte de la retórica y la oratoria.

En la Roma antigua, la educación en sus primeros años se centraba en la formación de valores relativos al trabajo, la familia y la patria. La formación de los hijos estaba a cargo del padre o ‘paterfamili’, junto a la madre o ‘materfamili’. La escuela primaria aparece como apoyo de la familia en el proceso de enseñanza y se la denominaba ‘ludus’; luego pasaban al ‘grammaticus’, de nivel secundario, mientras las niñas se quedaban en casa. En la Edad Media la Iglesia tomó la responsabilidad de la enseñanza y luego con la Reforma y la Contrarreforma, se fue profesionalizando la función del educador.

En Ecuador aparecen los primeros establecimientos educativos de las órdenes religiosas por el año 1550 y la educación de las niñas se daba en los conventos o con institutrices. Solo con el presidente Vicente Rocafuerte se creó el primer colegio para señoritas y en 1871 se dispuso que la educación primaria fuera gratuita y obligatoria en todo el país.

Con motivo del aislamiento social a causa de la COVID-19, se escucha a padres familia decir “ahora nos hemos convertido en ayudante de los profesores” y no es así. Los primeros y principales educadores y formadores de los hijos son sus padres y los profesores son sus ayudantes. Esas lecciones no deben olvidarse nunca.