Tozudez burocrática

  Columnas

Tozudez burocrática

"El IESS y el Estado necesitan liquidez. La fórmula para obtenerla no es quitándosela a los pocos empresarios y/o trabajadores que quedan"

La seguridad social está desahuciada desde hace 10 años. La causa es la iliquidez multicausal, empezando por  la corrupción que se lleva a raudales los recursos institucionales, y por ser considerada caja chica de los gobiernos de turno, agravado por resoluciones populistas como la de extender la seguridad social a todos los miembros de la familia, cuando el único aportante es el padre o madre trabajador; como si del combo regalón se tratara: “pague 1 y lleve 4”. Así es comprensible la quiebra fulminante  de cualquier institución, pública o privada. Otra de las causas de la iliquidez es la disminución significativa de la masa aportante. Según declaraciones del representante del Foro Laboral, se vienen perdiendo alrededor de 120 mil trabajos formales por año, situación que se agrava con los 200 mil empleos que se han perdido durante la pandemia, proyectándose perder 800 mil empleos a diciembre, lo cual significará 800 mil menos aportantes a finales del año.

Resultan reveladoras las cifras del Foro Laboral al ser contrastadas con las medidas económicas tomadas en los gobiernos de la época, dizque para generar empleo y riqueza, notando que con el endurecimiento paulatino de las políticas laborales y fiscales se produce la disminución proporcional de inversión y de empleo.

El IESS y el Estado necesitan liquidez. La fórmula para obtenerla no es quitándosela a los pocos empresarios y/o trabajadores que quedan, los que para salvar la fuente de trabajo e ingresos han tenido que reducir sus jornadas y remuneración. La fórmula fue aplicada en Perú por Hernando de Soto, en el gobierno de Fujimori. Incrementó la masa de contribuyentes, regularizando a los informales, sacándoles RISE, condicionado a la autoafiliación al IESS; erradicando el contrabando, porque el vendedor ambulante, al declarar la procedencia de la mercadería, impedía que el dueño de esta evada el pago de impuestos. 

Utilizando un símil, lo sugerido sería como aplicar el principio de economía de escala, que solucionaría la iliquidez generalizada causada por la creciente rigidez legal y tozudez burocrática.