Columnas

Darwin y el Covid-19

Nada es igual tras el Covid-19, tras el dolor producido por la pérdida de seres queridos o del trabajo y los negocios,

Charles Darwin manifestaba: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”. Cito dicha frase porque el Covid-19 ha marcado un antes y un después en la humanidad de manera general, y en las normas sociales de manera particular.

El confinamiento obligatorio a más de representar un respiro al planeta, un periodo de sanación para la fauna y flora, se ha constituido en el llamado de atención de que el cambio de paradigmas en lo político, económico, social, legal, etc., es inminente, impostergable, más que necesario, vital.

Nada es igual tras el Covid-19, tras el dolor producido por la pérdida de seres queridos o del trabajo y los negocios; la fragilidad de las economías mundiales, como si de una tormenta se tratara. Luego de superada, nos permite levantar de las ruinas una nueva sociedad, con reglas del juego acordes a la época, con sistemas legales conforme a los nuevos tiempos y sus diversas modalidades en todos los campos.

A finales de la semana pasada, la ministra de Gobierno manifestaba como prioridad el nuevo proyecto de ley, que con el carácter de económico urgente será presentado a la Asamblea para proteger el trabajo, la dolarización y la economía. Dicho objetivo se logra únicamente con leyes que regulen a la sociedad y sus diversas relaciones, con base en la modernidad. Hay que reinventarse, mutar, para agrandar la masa de empleadores y trabajadores que dinamicen la economía, lo cual se logra con incentivos tributarios, menos carga al empleador y mayor libertad de contratación, tanto en el ámbito de la relación laboral, bajo relación de dependencia propiamente dicha, con nuevas modalidades de contratación, y mutando ciertas prestaciones de servicios; como en el ámbito propio de la relación civil, que permite a una persona liberada de la dependencia exclusiva, obtener mayores recursos, provenientes de diversas fuentes. Solo así sobrevivirá nuestra sociedad luego del Covid-19. Ojalá así lo entiendan en la Asamblea y evolucionen ideológicamente también, para que se cumpla la máxima de Charles Darwin.