Caos judicial

  Columnas

Caos judicial

La Función Judicial siempre fue manoseada políticamente por los otros Poderes del Estado, lo que no existió antes fue que sea socavada desde el interior de ella misma’.

La Función Judicial siempre fue manoseada políticamente por los otros Poderes del Estado, lo que no existió antes fue que sea socavada desde el interior de ella misma. La controversia surgida entre los órganos de juzgamiento y aplicación de la ley, Corte Nacional y cortes provinciales de Justicia, y el organismo de administración, vigilancia y disciplina, el Consejo de la Judicatura, con la sanción al más alto personero del máximo Tribunal de Justicia de la República, queda para la colección de absurdos que suceden en el Ecuador.

Cómo explicar que un juez inferior, que depende de las partes en conflicto, sea el que dirima la controversia. El hecho es impresentable y es evidente que responde a manipulaciones que evitan que se nombre al presidente titular del Consejo de la Judicatura, designación retenida sin una debida explicación por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, motivando que el presidente de la Corte Nacional de Justicia denuncie “una nueva metida de mano en la justicia”, lo cual violaría el mandato constitucional de la independencia de esta Función del Estado.

Este oscuro episodio se suma a los cuestionados fallos de jueces o dictámenes fiscales que favorecen al crimen organizado, la delincuencia común, la impunidad de repulsivos actos de corrupción. Para completar esta indebida utilización de la justicia, la Asamblea Nacional también la usa para resolver un asunto interno en la remoción de su presidenta.

El país no olvida el boicot que se hizo al Consejo de la Judicatura Transitorio que nombró el Cpccs presidido por el Dr. J. C. Trujillo. Desde el interior de ese Consejo se bloquearon medidas y sobre todo el combate a la corrupción que había emprendido ese organismo presidido por el Dr. Marcelo Merlo; hoy se pagan las consecuencias y al país solo le queda observar impotente y preocupado el bajo nivel al que ha caído la Función Judicial.

El presidente Guillermo Lasso, entre sus múltiples anuncios dijo que llamaría a consulta para eliminar el Consejo de la Judicatura. Se desconoce su posición en este fuego cruzado que amenaza matar la poca esperanza de una mejor administración de justicia.