Balances finales

  Columnas

Balances finales

Aprendamos de nuestros deportistas que este año nos han dado mucha felicidad y orgullo. ¡Hagamos el esfuerzo por un mejor país! 

Alrededor de la actividad minera, tan criticada por sus amenazas a ciertos derechos humanos, se encuentra la mínima posibilidad de que el país crezca un 0,7 % del PIB en el año nuevo, teniendo en cuenta que las revueltas del mes de octubre le costaron al Ecuador ochocientos millones de dólares aproximadamente.

A casi todas las dependencias públicas se les pide reducción de gastos y de recursos humanos. Hace pocos días el CNE anunció que este mes de enero harán el primer recorte de personal. Ya en el primer trimestre del año 2019 fueron retirados de sus labores los casi doce mil empleados públicos y en el mes de octubre fueron desvinculadas, solo en el Consejo Nacional Electoral, quinientas setenta personas.

El sueldo básico se fijó en $400 y a pesar del incremento, de 4 dólares, sigue siendo un importante porcentaje, un 10 %, del sueldo que una persona destina mensualmente en transporte público, y a eso le sumamos que el Gobierno no encuentra fórmula para subsidios de combustibles.

En salud pública, cada año cerramos con denuncias de corrupción vinculadas a la inauguración de una pequeña obra con sobreprecio, a la falta de medicina, a la mala capacidad de diagnóstico y a que el IESS siga con un vergonzoso déficit de $ 4.800 millones.

No todo es negativo y, si bien la deuda pública sube, los acreedores ya no son exclusivos, eso luce bueno. Genera esperanza que el BID invierta en desarrollo comercial en las zonas fronterizas del país, que nuestras uvas sean apreciadas en los Emiratos Árabes y que existan seiscientas becas para los bachilleres en Guayaquil que no pudieron entrar en la universidad

Tanto de lo que nos guste o no nos guste, todos, en algún grado, somos responsables. Responsables por votar por quien votamos, por no denunciar, por no luchar por una mejor sociedad.

Aprendamos de nuestros deportistas que este año nos han dado mucha felicidad y orgullo. ¡Hagamos el esfuerzo por un mejor país!

¡Feliz Año Nuevo!