Medicamentos y ambulancias

  Columnas

Medicamentos y ambulancias

El primer absurdo es pretender adquirir medicinas en el exterior, lo cual es una verdadera herejía...

La pésima gestión sanitaria de lustros está pasando factura al país, que hoy oferta una infraestructura hospitalaria gastada, deficiencias de personal y ausencia de medicamentos e insumos, sobre todo para atender las enfermedades catastróficas.

Con gran sorpresa escuché las declaraciones de un viceministro que manifestaba que habían hecho ya una compra y que de ser necesario, podrían adquirir medicinas en el exterior para abastecer a los hospitales y unidades de salud.

El primer absurdo es pretender adquirir medicinas en el exterior, lo cual es una verdadera herejía, habida cuenta de que yo he comprado desde hace 25 años toda la medicina para hospitales única y exclusivamente a las empresas farmacéuticas que tienen representación y a las plantas farmacéuticas instaladas en el país.

Tanto Alafar, ALFE y alguna otra independiente, tienen la capacidad de proveer todo lo que se necesita, es decir, están facultadas para entregar medicamentos de alta calidad a excelentes precios; lo único que requieren es recibir ordenadamente los pedidos para poder planificar sus importaciones o ejecutar con tiempo la producción local.

El segundo absurdo ha sido expresado por el subsecretario de Provisión de la Salud, quien ha declarado que para adquirir 267 ambulancias se requiere de un presupuesto de 46´000.000 millones de dólares, cifra que incluye un gran sobreprecio.

El experto de OPS que nos asesoró en materia de vehículos sanitarios, dejó establecido que la ambulancia que conviene al Ecuador es la tipo II y con esa suma yo estoy en capacidad de adquirir 330 ambulancias; además, no se necesita de licitación internacional sino que podría adquirírselas por intermedio del Centro de Compras de la OPS, que compra insumos, medicamentos y todo lo necesario para la región AMRO (33 países) a precios espectaculares.

Ante el Código de Ética promulgado por el señor presidente, yo expresé que el que yo había seguido desde la cuna, escuela, colegio y el posgrado fue superior; ahora, deberá editar el Código de Compras Honesto para el MSP y el resto de funcionarios del gobierno.

Y sigo andando…