Desigualdades

  Columnas

Desigualdades

Anualmente se recomienda la aplicación de la vacuna contra la influenza H1N1 para evitar sus estragos estacionarios y para sorpresa nuestra...

Nada más penoso que el no contar con un magistrado que brinde un trato igualitario a todos los sectores a su cargo y que permita que se los desatienda y maltrate con una indolencia increíble.

Anualmente se recomienda la aplicación de la vacuna contra la influenza H1N1 para evitar sus estragos estacionarios y para sorpresa nuestra, al solicitarla se nos informó que la casa importadora no podía proveerla, por cuanto se habían mandado 50.000 dosis a la ciudad de Quito, dejándose únicamente 5.000 para Guayaquil, habiéndonos quedado con una necesidad insatisfecha y sin poder cumplir con nuestros conciudadanos. ¿Centralismo?

Una de las carencias que nos afectaba era la incapacidad de atender adecuadamente los envenenamientos e intoxicaciones que se presentaban con frecuencia y en los albores del año 2007, empezamos a planificar soluciones; y es así que en el 2008 se funda el Ciatox -Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico- del MSP que funcionó hasta noviembre de 2020, dando una cobertura nacional y en donde laboraba con mucha capacidad y entusiasmo el Dr. Jorge Luis Gaibor, cuya función era atender las intoxicaciones de todo tipo dando asesoramiento telefónico a los usuarios, labor que se complementaba con acciones de prevención, docencia e investigación.

Gracias a esta acción centralizadora, ya no se atenderán las intoxicaciones como antes y el personal con una década de estudios y experiencia ha sido dispersado a hospitales en donde actúan en otros menesteres ajenos a la toxicología.

Esto lo considero un atentado contra Guayaquil, ciudad que por sus características industriales debe estar preparada para cualquier contingencia o desastre químico que podría presentarse en cualquier momento; por ende, Ciatox-Guayaquil, debe ser reinstalado como corresponde con el propósito de que continúe dando atención especializada a nuestra ciudad y áreas aledañas, que son parte del litoral y de su gran zona de influencia, que se beneficiaron por más de una década de una acción en salud francamente necesaria, oportuna y exitosa. ¿Centralismo?

Y sigo andando…