Calidad vs. precio (I)

  Columnas

Calidad vs. precio (I)

Llamó sobremanera la atención el hecho de que algún alto funcionario se ufanase de haber obtenido un importante ahorro en las compras y el haber logrado que se oferte una tableta a un costo de 2 centavos

Algunas voces se han alzado frente a los resultados de la última subasta organizada por el Sercop -que debe desaparecer- al haberse generado una serie de cuestionamientos en relación con la calidad y precios de los medicamentos adjudicados.

Llamó sobremanera la atención el hecho de que algún alto funcionario se ufanase de haber obtenido un importante ahorro en las compras y el haber logrado que se oferte una tableta a un costo de 2 centavos, lo cual era considerado por él como un gran éxito, pese a desconocer que a ese precio no se cubren siquiera los costos de fabricación. Pero, contradiciéndome, sí es posible alcanzar esos precios irrisorios, utilizando ciertos trucos muy en boga entre ciertos fabricantes.

Con precios no reales para los ejemplos, les referiré que una fábrica de Ampicilina utilizaba una materia prima trihidratada, micronizada y ultrapulverizada, con una pureza del 99,2 %, cuyo valor era de $ 120 el kilo; sin embargo en el mercado había una trihidratada y micronizada, con una pureza de 98,4 % a un valor de $ 95 el kilo y había otra solo trihidratada con una pureza de 97.9 % a $ 70 el kilo.

Las diferencias justificaban un precio igualmente diferente para el producto terminado y se obtenían cápsulas a 1 dólar; a 80 y 60 centavos respectivamente; por otra parte, la vigencia o duración de la materia prima para todas era de 4 años.

Hay materias primas de baja pureza (40-60 %), más baratas y otras con 6 meses de vigencia; de suerte que una cápsula cuyo envase tenga como fecha de elaboración: julio del 2022 y de vencimiento: julio del 2025, en diciembre del 2022 empezará a perder potencia y poco después, los pacientes ingerirán cápsulas sin el principio activo y solo con los excipientes que no servirán para nada. Esas sí podrán costar 2 centavos y como no existe un adecuado control posregistro o poscomercialización, los usuarios no mejorarán o morirán a vista y paciencia de las autoridades. 

Los medicamentos idóneos garantizan la salud y la vida; no da lo mismo adquirir alicates o tornillos. 

Y sigo andando...