100 años

  Columnas

100 años

Los 100 años de Diario El Universo han permitido reactivar una verdadera cascada de hechos, actitudes y reminiscencias a todos cuantos festejamos hoy las efemérides de este importante matutino, cuya presencia fortaleció no solo el panorama informativo, sino que penetrando en las raíces de la sociedad, se apoderó de un papel de magnitud superlativa, convirtiéndose, según las circunstancias de la patria, en un referente cívico-político, de inmenso valor y jerarquía.

Empapados sus linotipos en tintas libertarias, se orientó cada amanecer hacia la defensa de la libertad de expresión, derecho inalienable del pensamiento humano, haciendo llegar incansablemente al lector la esencia depurada y valiente de la producción inagotable de todos esos pensadores que supieron honrarla y defenderla.

Nada ha cambiado desde la época del montaje manual de los linotipos en planchas listas para su impresión, hasta llegar al diseño electrónico de sus páginas que se imprimen hoy con gran versatilidad y sincronismo. La fortaleza de su contribución sigue caracterizándose por el ofrecimiento de una información actualizada y oportuna, de una serie de servicios y opciones para la comunidad, espacios de ‘marketing’, módulos para favorecer la actividad cerebral y como siempre, el pensamiento fundamentado, sólido y conductor en beneficio de sus lectores.

Pero no todo ha sido color de rosa y El Universo ha tenido que enfrentar persecuciones de políticos sectarios, magistrados de comportamiento troglodita y embestidas ocasionales de jaurías de seres abyectos que intentaron a toda costa destruirlo y terminar con este importantísimo referente y activo defensor de la democracia.

La tesonera e incansable labor de los Pérez a lo largo de 4 generaciones ha dados frutos de extraordinario valor y significación, habiéndose ganado el reconocimiento, afecto y aprecio de los miles de lectores que lo ven llegar con los destellos del alba y siguen disfrutando de su contenido.

Sea esta la oportunidad para felicitar a tan importante matutino por su siglo de vida. Éxitos y realizaciones.

Y sigo andando…