Ran Gazit

  Columnas

Ran Gazit

Por ello llamó al servicio de inteligencia más preparado y temido del mundo, el israelí. Ecuador no había vivido una experiencia similar en su historia’. 

Los israelitas son el pueblo de Dios desde que, según la Biblia, pertenecían a las doce tribus de Israel, o eran sus descendientes. Para saber de su peregrinación y su dolor, basta leer las Sagradas Escrituras. Aunque su mayor tragedia ocurrió en la Segunda Guerra Mundial, cuando Hitler inicio una persecución contra este pueblo que resultó en la peor masacre de la historia, cuando en los campos de concentración y otros crímenes del Holocausto murieron seis millones de judíos. Luego de la guerra, el 14 de mayo de 1948 Israel proclamó su independencia. Menos de un día más tarde, los ejércitos de Egipto, Jordania, Siria, Líbano e Irak lo invadieron, forzando a Israel a defender la soberanía de la tierra prometida. Contra tanta amenaza, David Ben-Gurión creó el Mossad. Ben-Gurión decía que: “constituía la primera línea de defensa” para un Estado “que desde su creación ha estado amenazado por sus enemigos”.

El Mossad se fundó el 13 de diciembre de 1949, con el nombre de Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales. A partir de su nacimiento, Israel es un refugio seguro para la comunidad judía de todo el mundo.

Febres-Cordero, el presidente, vivió entonces la amenaza del terrorismo internacional filtrándose en nuestras comunidades. No olvidemos el secuestro y muerte de Nahim Isaías Barquet, por los inefables de Alfaro Vive Carajo (parte del gobierno de Correa). Por ello llamó al servicio de inteligencia más preparado y temido del mundo, el israelí. Ecuador no había vivido una experiencia similar en su historia.

Así llego al país el exagente de la Mossad, Ran Gazit, vinculado a la empresa International Security & Defense Systems (ISDS), para desarrollar un fuerte sistema de inteligencia y seguridad nacional que entrenó a los cuerpos de élite de las fuerzas del orden. Solo así el Ecuador siguió siendo la isla de paz.

Hoy, en este 2021, la lucha por la supervivencia del Ecuador ha comenzado. La sombra de la inseguridad, del crimen, del narcotráfico y la agenda política del eje del mal, son ahora una amenaza permanente.

¿No será nuevamente hora de llamar al mejor sistema de inteligencia y seguridad del mundo para que nos ayude?