¡El momento es AHORA!

  Columnas

¡El momento es AHORA!

Así llego Noboa y sembró la paz, que lamentablemente se rompió solo un año después. A veces imagino que si el Gran Acuerdo Nacional Ecuatoriano se hubiese concretado, otro país tuviésemos

Era mayo del 2001, todos los ministros del presidente Noboa tuvimos la consigna de priorizar las mesas de acuerdos con los movimientos sociales, en especial con los indígenas.

En el Ministerio del Ambiente estuvieron muchos de los temas priorizados por ellos: agua, bosques, áreas protegidas, biodiversidad, en fin, en casi todas las mesas que participamos hubo acuerdos importantes.

El presidente Noboa había puesto a coordinar las mesas a Luisa Molina, una extraordinaria mujer, su mano derecha Ramón Torres llevaba la agenda del cumplimiento de los acuerdos con férrea voluntad, por parte de nuestro ministerio. Estuvimos a un tris de llegar a un Gran Acuerdo Nacional; de hecho, tenía nombre GANE.

Veníamos de un momento difícil, Mahuad fue depuesto luego de 17 meses en el ejercicio del cargo, con muchos errores y muy poca capacidad de gestión; el 21 de enero los indígenas habían llegado a Quito para protestar contra el gobierno, con colaboración de oficiales del Ejército.

Así llego Noboa y sembró la paz, que lamentablemente se rompió solo un año después.

A veces imagino que si el Gran Acuerdo Nacional Ecuatoriano se hubiese concretado, otro país tuviésemos. Uno más inclusivo, uno más respetuoso, uno construido sobre un mínimo común de principios que nos hubiesen convertido en una nación.

Pero, Dios escribe recto sobre líneas torcidas y el momento es ahora, antes de que la violencia destruya los pocos hilos estructurales del Ecuador.

Este es el instante cuando queremos ver a toda la sociedad civil, la academia, las iglesias, los gremios empresariales, aportar a este Acuerdo que garantice la gobernabilidad.

Hoy es el momento de Diálogo Vital, de Reinventa Ecuador, del Pacto Social, de Esquel, de que visibilicen las propuestas que están construyendo, autoconvóquense. Los estamos esperando. Mañana puede ser tarde, el momento es AHORA.

O logramos un Acuerdo o caminamos a la disolución.