Masa crítica

  Columnas

Masa crítica

...si un número suficientemente grande adquiere un nuevo conocimiento o forma de ver las cosas, esto se propagará por toda la humanidad’.

Me encanta ese concepto. “En sociología, masa crítica es una cantidad mínima de personas necesarias para que un fenómeno concreto tenga lugar. Así, el fenómeno adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y crecer. Esta teoría es un paralelismo de la física: la cantidad mínima de material necesario para que se mantenga una reacción nuclear en cadena”. Leí en un artículo de Lyall Watson en Lifetide: The Biology of Consciousness, que, en 1952, en la isla de Koshima, por un experimento científico se empezó a alimentar a monos con camotes con arena. Obvio, a los monos no les gustaba la arena, hasta que una cría de año y medio resolvió el problema lavando el camote en un río cercano. Luego les enseñó el truco a sus padres, aprendieron sus amigos que lo enseñaron a sus cercanos y así poco a poco se observó que los monos fueron aprendiendo el procedimiento. En seis años el 99 % de todos los monos habían aprendido a lavarlos. Entonces sucedió el efecto que los científicos llaman el Mono X. Hay un momento en el cual la energía adicional de un solo elemento de algún modo genera un avance a toda su especie. Tampoco se explican los científicos por qué el hábito traspasó las fronteras… atravesó el mar. Colonias de monos de otras islas empezaron a hacerlo. Como si el nuevo conocimiento se hubiese expandido mágicamente por el aire alcanzando a todos.

Watson concluye que si un número suficientemente grande adquiere un nuevo conocimiento o forma de ver las cosas, esto se propagará por toda la humanidad. O sea, una sola persona podría completar la masa crítica y desencadenar un nuevo comportamiento para todos.

Imaginémonos que muchos aprendemos que el amor, la honestidad, el respeto, la empatía y la solidaridad son las mejores prácticas, ¡cómo cambiaría la humanidad!

¿Y si usted, querido lector, es quien produce la masa crítica para cambiar el destino de la humanidad? Hoy es Nochebuena y mañana es Navidad. Anhelo que cada uno de nosotros podamos generar esa masa crítica de valores, cambio urgente que necesitamos.