Quiero mi empleo

  Columnas

Quiero mi empleo

Ecuador necesita de 30 mil millones de dólares en inversión extranjera y esa debería ser la nueva meta a la cual todos debemos sumar’

Si leyeron mi columna de IKE, la semana pasada, recordarán que mencioné que las más serias encuestadoras del país recogen los problemas que preocupan a los ecuatorianos: estando en primer lugar la reactivación económica, la generación de empleo y el apoyo a la empresa privada.

Interesante es leer el Plan de Creación de Oportunidades 2021- 2025, que esta semana los hombres del presidente hicieron público. Y el plan está alineado con la mente de los ecuatorianos. En el Eje económico, pone como Objetivo 1, incrementar y fomentar de manera inclusiva las oportunidades de empleo y las condiciones laborales, autoimponiéndose las siguientes metas: tasa de empleo adecuado, debe subir del 30 % al 50 % hasta el 2025; las exportaciones de 42 % al 51 %, entre otras. En la realidad, en estos 120 días de gobierno la tasa de empleo rompió la tendencia a bajar y empezó a subir y la de desempleo se comportó a la inversa. El “Efecto Lasso”, dicen algunos. Bueno, pero insuficiente. Esto no lo va a lograr solo el Gobierno; Ecuador necesita de 30 mil millones de dólares en inversión extranjera y esa debería ser la nueva meta a la cual todos debemos sumar. Ya lo hicimos con la vacunación.

Cada uno tiene su rol. Nuevas leyes. Seguridad jurídica. Asociaciones público-privadas. Acuerdos comerciales. Repatriación de capitales. Competitividad y apoyo para los exportadores. Aumento de la productividad. Facilidades para las divisas de los migrantes. Apertura a la banca extranjera. Reducción del costo del dinero, y muchos otros factores.

Paso importante desde lo público es la Secretaría de Inversiones y Delegaciones, adscrita a la Presidencia, con uno de los mejores ejecutivos del país: Roberto Salas. Otro paso desde lo privado lo dio Corpei, con la alianza con Provicapital, uno de los mejores expertos regionales en cierres con inversionistas, estructuradores de proyectos, de M&A, fondos, y otros servicios. Otro, la agenda común que, hace pocos días, han delineado los gremios de exportadores de camarón, banano, cacao, pesca y plátano. Si lo público y lo privado se articulan para este reto, el nuevo Ecuador se asoma al final del túnel.