Columnas

Peligran claves para el comercio internacional

Lucha. Por el problema del carguero hubo gran afectación económica.
Lucha. Por el problema del carguero hubo gran afectación económica.

El atasco producido por el carguero Ever Given en el Canal de Suez generó grave preocupación por ser este canal clave para el comercio internacional. Se paralizó el flujo marítimo y se perdieron muchos millones de dólares.

En sus primeros 15 años de vida -entre 1869 y 1884- 3.000 barcos quedaron atrapados en la vía navegable que une el Mediterráneo con Asia. Tan solo era una pequeña fracción de la anchura y profundidad que tiene ahora y los barcos debían esperar bastante: un viaje de un extremo al otro del canal duraba 40 horas, cuatro veces más que hoy. Los barcos eran más lentos y más pequeños que el Ever Given, de 220.000 toneladas y más de 1.300 pies de longitud.

¿Por qué se construyó el Canal de Suez? Si se mira un mapa es fácil ver la lógica que llevó a los planificadores franceses de la entonces colonia de Egipto a decidir la excavación del canal. En su punto más cercano, el istmo de Suez está a solo 121 km entre el Mediterráneo y el Mar Rojo. Antes de Suez, los barcos emprendían un peligroso viaje alrededor de África para llegar a Asia y a los mercados del Lejano Oriente. Durante su estadía en Egipto, Napoleón dispuso que se efectúen estudios y proyectos de canal, hasta que en 1856 se hizo oficial. Una empresa francesa, la Suez Canal Company, recibió un contrato de arrendamiento de 99 años para construir y explotar el canal.

El proyecto logró acabarse tras una década. El 17 de noviembre de 1869 se inauguró oficialmente. En principio el proyecto era propiedad 52-44 de los franceses y del entonces gobernante de Egipto, Said Pasha, pero seis años más tarde Egipto, ante dificultades financieras, puso en venta su participación. La totalidad fue adquirida por los británicos.

Egipto siguió obteniendo un beneficio económico hasta 1956, cuando Gamal Abdel Nasser nacionalizó el Canal de Suez. Durante la crisis de Suez, Israel invadió el Sinaí y el Reino Unido consideró la posibilidad de invadir Egipto, pero fue persuadida de no hacerlo por Estados Unidos, bajo el mando de Dwight Eisenhower, que amenazó con castigar financieramente a RU si lo hacía.

Desde 2015 el Canal de Suez ha sido una de las prioridades del régimen Egipcio, que ha inyectado dinero en proyectos de infraestructuras y en la ampliación del canal.

Otros canales de gran importancia son el Canal de Panamá, el estrecho de Ormuz y el de Malaca, las islas artificiales para uso militar del Mar de China y algunos otros puntos de estrategia militar.

Tenemos el criterio de que si se produjera una nueva guerra mundial, antes que atacar edificios o destruir ciudades, se empezará por estos lugares vitales para la economía de los Estados.