Columnas

El poderoso y pequeño Emiratos Árabes Unidos

Ahora que se ha puesto tan de moda viajar a Dubái, vale la pena hablar de la riqueza de esta ciudad que comprende la capital de EAU.

Ahora que se ha puesto tan de moda viajar a Dubái, considero que vale la pena hablar de la riqueza de esta ciudad que comprende la capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU), país soberano constituido en monarquía federal de Oriente Medio, situado en la península de Arabia.

El Gobierno central lo forma el Consejo Supremo, integrado por los siete emires. El territorio de EAU, durante el siglo XVI, cayó bajo la influencia de las potencias coloniales europeas, asentándose finalmente el dominio británico. Tras el fin del protectorado del Reino Unido en diciembre de 1971, seis jeques formaron la unión suscribiendo la Constitución de 1971, a la cual se unió Ras al-Jaima.

Cada emirato conserva una considerable autonomía política, judicial y económica. El presidente de Emiratos Árabes Unidos es Jalifa bin Zayed Al Nahayan, el emir de Dubái. El sistema federal gubernamental incluye además del Consejo Supremo, el Consejo de Ministros (Gabinete), un organismo parlamentario en forma de Consejo Federal Nacional (CFN) y el Tribunal Supremo Federal, que es el representante de un Poder Judicial independiente.

La demografía de EAU es diversa. En 2010 se estimó que su población era de 8’264.070 habitantes, de los cuales el 32 % eran ciudadanos de EAU o emiratíes, mientras que la mayoría de la población era expatriada.

Emiratos Árabes Unidos es uno de los países más ricos del mundo, sustentado en una economía liberal y abierta, con un elevado ingreso per cápita y un considerable superávit comercial anual. Su riqueza está en gran medida basada en la explotación del petróleo y gas natural, que representan alrededor del 20 % de su PIB. Esta nación árabe es el primer productor del golfo Pérsico, rebasando a Arabia Saudita e Irán.

El extraordinario crecimiento del PIB del país ha sido impulsado principalmente por el creciente precio del petróleo en el mercado internacional y la constante llegada de empresas e inversiones que deciden desarrollar sus negocios dentro de las diferentes zonas libres de impuestos que ofrece el país. Tal crecimiento continúa incrementando el desarrollo de más zonas libres para satisfacer la demanda de los diferentes rubros. Su principal socio comercial es Japón, a donde se destina el 30 % de sus exportaciones, distribuyéndose el resto de sus ventas entre India y Singapur. Por su parte, los principales países de origen de las mercancías importadas por EAU son Japón, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania e Italia.

Petróleo. Emiratos Árabes Unidos es un importante productor de gas natural y petróleo. Figura como séptimo a nivel mundial en el total de reservas probadas de ambos. Abu Dabi cuenta con la mayoría de las reservas de petróleo y gas natural, seguido de Dubái, y pequeñas cantidades en Sarja y Ras Al-Jaima. EAU es también miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La política de hidrocarburos establecida por el Gobierno seguirá concentrándose en el petróleo, aunque los proyectos de gas natural están ganando importancia e inversión. La creciente demanda interna de energía subsidiada y de electricidad ha causado la conversión de Emiratos Árabes Unidos en un importador neto de gas natural y ha afectado considerablemente los volúmenes de líquidos disponibles para la exportación.

Los Emiratos Árabes Unidos tienen las séptimas mayores reservas de gas natural a nivel mundial. La mayoría de la electricidad generada en EAU utiliza gas natural como materia prima, obligando al Gobierno a buscar cada vez mayores volúmenes para compensar el aumento de la demanda, seguido de la expansión económica.

Después del petróleo y la actividad comercial, de la construcción e inmobiliaria, el turismo es considerado como el tercer sector de importancia en la economía de este país. El éxito de esta industria se ha aunado a factores como el precio relativamente bajo de las materias primas, el clima cálido que prevalece durante casi todo el año y la actitud favorable hacia Occidente.

Conclusión. Es interesante saber cómo este país, pese a estar dividido en siete pequeños estados, ha logrado mantener su unidad. Además se ha preocupado por impulsar la explotación del gas, que debido a su utilización interna se ha quedado corta para su exportación. También llama la atención el impulso que le han dado al turismo, demostrando la importancia que tiene en la economía de un país. Buena parte de su presupuesto se lo invierte en construcciones espectaculares, hoteles y vías modernas para ser lo más atractivo posible al visitante. No hay duda de que abrir la economía en general e impulsar la libre empresa trae réditos muy ventajosos.