Columnas

El imperialismo chino

Una invasión muy sutil. Por ejemplo, Guayaquil ya tiene dos barrios chinos: el de la calle Colón y alrededores, y el de la calle Portete.

En política, todavía existen partidarios de Mao Tse-tung. Vale recordar un poco de la China de estos últimos tiempos ya que su historia se remonta a cientos de años. Este líder nacido en 1893, de origen agricultor, participó en la creación del Partido Comunista chino en 1921 y dirigió las guerrillas contra el jefe de gobierno y del Partido de Chiang -Kai-Sek. Derrotado el gobierno nacionalista tomó el mando e impuso el modelo soviético pero le dio más importancia a la agricultura. Su gran marcha y la revolución cultural le costarían miles de víctimas. Los agricultores se oponían a entregar sus tierras al Estado y someterse a los planes de producción que se les imponía.

Los dos sistemas

Con su muerte ascendió al poder Den Xiaoping, el cual tuvo la habilidad de idear la fórmula de un país con dos sistemas. Se crearon varias zonas, como por ejemplo Hong Kong, donde se podía practicar la libre empresa y las utilidades obtenidas y las actividades dirigidas a la gran industria hicieron cambiar, en su favor, a la economía china.

Los posteriores gobiernos fueron abriendo sus puertas, convirtiendo a China en el mayor socio comercial de África, superando a Estados Unidos. Luego su plan de la Ruta de la Seda empezó a conquistar gran parte de Asia y se dio su acercamiento a Rusia, que ya hemos comentado; con la gran construcción del gasoducto y la compra de petróleo ha pasado a ser la segunda potencia económica mundial.

América Latina

Pero no se han quedado allí. Ahora su meta es introducirse en América Latina. Es indiscutible que empezaron ayudando a los países con gobiernos de izquierda, pero han comprendido que, por lo pronto, lo interesante para ellos es firmar la mayor cantidad de convenios comerciales, invirtiendo ingentes sumas de dinero. En quince años calcula que alcanzará la mayor inversión realizada, sobre todo en Brasil, Perú y Chile. Como demostraciones de este acercamiento, el presidente y secretario general del Partido Comunista, Xi Jinping, ha hecho más viajes a Latinoamérica que el presidente Trump.

El interés que ha demostrado China es en inversión en obras públicas, pesca, petróleo, bancos, electricidad. En cuanto a la agricultura, como su pueblo no se alcanza a abastecer a sí mismo las necesidades alimenticias, también ha puesto el ojo en el fomento de la agricultura, especialmente en soya, y en minería, en cobre, sin dejar de insistir en el petróleo.

Hong Kong

Pero China se mueve por todos los lados: aquello de un país con dos sistemas le ha dado enorme resultados. El Partido Comunista, una élite muy bien escogida, gobierna y mantiene el control de la política del país, pero ya no se puede hablar de que China es comunista, se trata de un capitalismo de Estado. Primero fue Hong Kong, cuando pasó de ser colonia británica a parte integrante de la China y logró conservar su sistema capitalista, siendo un fuerte ingreso de divisas extranjeras para su nuevo país. Hasta se ha admitido que tenga un parlamento propio, leyes especiales, aunque su gobierno es prochino. Hasta ahora es difícil explicar cómo se ha podido mantener sin ser aplastado por el gobierno chino, defendiendo el derecho de juzgar a sus ciudadanos sin ser extraditados para caer en manos de los tribunales de justicia de China, en las cuales los hongkoneses no confían.

El caso de Macao

Macao es conocida como ‘Las Vegas de China’ debido a que es el único lugar del país donde el juego está legalizado. Su economía depende de este en un 70 %. Los casinos son obras faraónicas y desde 2006 la recaudación de estos supera a la obtenida por los de la ciudad de Nevada. La explicación es clara: hay más de 3.000 millones de personas que viven a menos de cinco horas de vuelo, mientras que en Las Vegas a esa distancia solo viven 400 millones.

La soberanía sobre Macao se transfirió a China el 20 de diciembre de 1999. En total, fueron 442 años de presencia portuguesa en la ciudad. Bajo la política de un país dos sistemas, el Consejo de Estado de la República Popular China es responsable de la defensa militar y de los asuntos exteriores, mientras que Macao mantiene su propio sistema legal, fuerza de seguridad pública, sistema monetario, política aduanera y política de inmigración.

Nuevos contactos

China se ha reunido, estos días, en una cumbre con sus vecinos de Corea del Sur y Japón con el objetivo de estrechar relaciones. En esta convocatoria lo principal es la búsqueda de agarraderas con las que contrarrestar la presión comercial de la Administración de Donald Trump.

Conclusión

China sabe que EE. UU. con el nacionalismo de la política de Trump, aunque poderoso, se empieza a quedar solo, por lo que la diplomacia china ha tenido la virtud de ir tocando puertas en todos los continentes y con sus ofrecimientos va tendiendo redes por todas partes. Aumentemos a esto que sus negocios y préstamos van unidos, por lo general, con técnicos y trabajadores que se van domiciliando en los países a los que llegan. Una invasión muy sutil. Por ejemplo, Guayaquil ya tiene dos barrios chinos: el de la calle Colón y alrededores, y el de la calle Portete.