Es hoy, China Comunista o Capitalista

  Columnas

Es hoy, China Comunista o Capitalista

Así mismo, es acreedor de una buena cantidad de países, prestando dinero y construyendo obras, fórmula que, según la revista Forbes, le permite tener más multimillonarios que Estados Unidos

hace 100 años, un pequeño grupo de rebeldes chinos, inspirados en la revolución bolchevique que acabó con el Imperio zarista en la vecina Rusia, formaron en secreto el Partido Comunista de China (PCCh).

Al igual que el comunismo soviético, que se centró en la clase obrera, los primeros seguidores del PCCh fueron trabajadores de las grandes ciudades.

Pero en medio de la persecución que empezaron a sufrir por parte de los nacionalistas del Kuomintang (KMT, en el poder), uno de los líderes del Partido Comunista, Mao Zedong, se alejó del enfoque marxista tradicional e impulsó una insurrección rural para movilizar al vasto campesinado de China.

La estrategia fue exitosa y el PCCh se fue consolidando, convirtiéndose en pocos años en el principal rival del gobernante KMT. Tras más de dos décadas de guerra civil intermitente, los comunistas se impusieron y el 1 de octubre de 1949, Mao instauró la República Popular de China (RPC), sobre la base de las teorías de Marx y Lenin.

Mao empezó por nacionalizar las tierras, que ocasionó una de las masacres más numerosas que ha habido en la humanidad. El hambre se hizo presente por la disminución de los cultivos. El gobierno de Mao no puede entenderse sin el respaldo de Stalin. Y es que las buenas relaciones con la Unión Soviética durante el gobierno de Stalin fueron claves para Mao. Sin embargo, esta relación de amistad entre China y la Unión Soviética se deterioró a la muerte del dictador soviético.

Después de la muerte de Mao, Deng Xiaoping fue declarado líder supremo de la República Popular China (RPC) desde diciembre de 1978 hasta noviembre de 1989. Condujo a China a través de una serie de reformas de mercado

A fines de la década de 1970, Deng lanzó un programa que corrigió los errores de la Revolución Cultural. Bajo su liderazgo, la República Popular China emprendió las reformas económicas (Reforma y Apertura) de liberalización de la economía socialista, que le permitieron a este país alcanzar unas impresionantes cuotas de crecimiento económico.

Deng ejerció un poder de carácter autoritario, y su papel fue decisivo en la represión violenta de las protestas de la Plaza de Tiananmen en 1989. En 1992, Deng reanudó y reforzó la Reforma y Apertura justo antes de la transferencia de soberanía de Hong Kong hecha por Gran Bretaña.

Creó la Ruta de la Seda, sistema que le permite la venta e intercambio de productos en casi toda Asia, llegando hasta Rusia. Así mismo, es acreedor de una buena cantidad de países, prestando dinero y construyendo obras, fórmula que, según la revista Forbes, le permite tener más multimillonarios que Estados Unidos.