Columnas

Buenas y malas noticias por consecuencias del coronavirus

"Los enfrentamientos entre países no han sido superados por la preocupación de combatir conjuntamente el COVID-19"

La Unión Europea, temiendo que los efectos de la pandemia pongan en peligro su unidad, está creando con apoyo de Alemania y Francia un fondo de ayuda de 500.000 millones de euros para reconstruir Europa. Presentó una propuesta conjunta para los países más golpeados por la crisis, con cuatro objetivos: estrategia sanitaria, fondo de reconstrucción para solidaridad y crecimiento, aceleración ecológica y digital, y fortalecimiento de la capacidad y soberanía industrial europea. La propuesta fue aprobada por los veintiséis Estados y dependerá de los presupuestos bianuales. 

Se trata de subsidios y contempla un plan capaz de salvar las diferencias entre el norte, sur y este de Europa, para financiar la reconstrucción, reducir emisiones de dióxido de carbono y diseñar una hoja de ruta verde contra el cambio climático.Posibles nuevos enfrentamientos. Los enfrentamientos entre países no han sido superados por la preocupación de combatir conjuntamente el COVID-19. 

Cinco barcos petroleros iraníes están llevando gasolina y productos similares a Venezuela. Se teme un nuevo conflicto entre la república islámica y Estados Unidos. El cambio del precio de los combustibles en una economía tan mal administrada ha convertido a Venezuela, antes la nación más rica de América Latina, en la más pobre, desde la dictadura de Chávez, al punto que ninguna refinería produce gasolina. Los venezolanos acostumbrados a tenerla a un precio menor que una botella de agua, ahora pagan la más cara del mundo y sufren escasez de combustible, por lo que llegar a los hospitales cuando hay emergencias es casi imposible. 

Sin embargo, hay gasolina gratis para los militares y ejecutivos que mantienen su lealtad al régimen de Nicolás Maduro.Estados Unidos contra la OMS. En abril el presidente Donald Trump anunció un bloqueo de la contribución de su gobierno a la OMS por el desacuerdo en la forma como ha llevado a cabo la lucha contra la pandemia. El secretario de Salud de EE. UU. anunció que, pese al número de muertos, está consiguiendo éxitos en los tests en humanos de posibles vacunas que beneficiarán a todo el mundo. Además, acusó a China por su falta de transparencia sobre el origen de la pandemia y criticó a la OMS por no permitir que Taiwán participe en la última asamblea como observador, cuando hubiese informado del éxito que tuvo para contener el COVID-19.