Columnas

Por fin se acuerdan de los países pobres

Sería una buena idea reunir a todos los ministros de Turismo de la región y establecer reglas claras para no dejar perder esta fuente de ingresos

El primer ministro italiano, Mario Draghi, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han convocado desde Roma la Cumbre Mundial de la Salud, en una reunión virtual en que los líderes de los países que conforman el G20 se han comprometido a aumentar la producción y distribución de vacunas contra la COVID-19 en los países pobres. Sin embargo, aquellos que tienen las grandes farmacéuticas nada han dicho sobre la suspensión de las patentes de las vacunas, lo que permitiría incrementar significativamente la producción mundial. Estas grandes empresas que, podríamos decir, manejan la salud de la humanidad, son casi intocables y poseen influencia enorme en la OMS, y también fueron invitadas a la reunión G20. La administración Biden fue la única que tocó este tema, no obstante, Alemania consideró que sería un riesgo para la innovación. Pero como los negocios son negocios, en la cumbre también se habló de esa mina que es el turismo, afectado sobre todo en los países europeos, y de todas las empresas involucradas en esta importante rama económica, así como del acuerdo europeo sobre certificados COVID. La mayoría están preparados. Italia es un excelente ejemplo. “Empezar en junio con el certificado de la UE es una contribución europea que servirá para impulsar de nuevo el turismo”, explicó Ursula von der Leyen. Mario Draghi en el tema de los certificados COVID dijo: “Queremos que vuelvan los turistas y que lo hagan pronto. Italia está abierta a los turistas de todo el mundo y ese es el principal mensaje que quiero enviar”. Va a haber un pase verde a nivel europeo, Italia tendrá su propio pase verde antes que Europa. La UE ha dado un paso más hacia la reactivación de la libre circulación tras alcanzar un consenso provisional sobre un pase sanitario o “pasaporte COVID” para la Unión Europea.

¿Qué es el nuevo certificado?

El Certificado COVID Digital de la UE, antes Certificado Digital Verde, permitirá eliminar las restricciones de viaje en los 27 Estados miembros, y también estará disponible para los países del Espacio Schengen no pertenecientes a la UE. Dará información sobre el estado del pasajero: si está vacunado, si tiene prueba negativa o si se ha recuperado después de haber pasado la COVID-19. Formulado como un código QR, la persona que viaja puede optar por llevar un certificado digital o en papel. Consideramos que es un buen ejemplo. Latinoamérica también está sufriendo por la ausencia del turismo y cada país está estableciendo sus reglas para ingresar, lo que hace difícil planear un viaje turístico. Sería una buena idea reunir a todos los ministros de Turismo de la región y establecer reglas claras para no dejar perder esta fuente de ingresos.