Columnas

A ustedes, mujeres

'Espero hayan celebrado mucho su día, en mí siempre encontrarán un admirador de su lucha y un defensor de la igualdad.'

El 8 de Marzo se conmemoró el Día Internacional de la Mujer. En las redes sociales vi algunas posiciones al respecto. Algunas mujeres celebraban su día y agradecían a quienes las felicitaban. Otras consideraban que el Día de la Mujer no es más que otro intento del patriarcado de menospreciarlas o un gran gesto de hipocresía del mundo hacia ellas, que aún son demasiado oprimidas. Pero, ¿qué celebramos el 8 de Marzo? Celebramos el empoderamiento, la emancipación y la libertad que le es inherente a todo individuo por el simple hecho de ser humano. A mi parecer, es sumamente noble honrar a las mujeres por su valentía y pundonor, logrando a través del tiempo que se les otorguen derechos que nunca les debieron ser negados.

Lo doloroso es ver cómo facciones extremistas del movimiento feminista han convertido su bandera en asuntos como aborto gratuito. El argumento de que una mujer que aborta no debe ser enviada a la cárcel es válido pero, ¿de qué libertad religiosa podemos hablar cuando se pide que el dinero de los contribuyentes (en su gran mayoría católicos) se destine a abortos?

¿Cómo negar que muchísimo más hacen mujeres productivas en cualquier ámbito de su vida, ya sea como empresarias de éxito, pilotos, militares, enfermeras y sí, madres? El deber de una madre es tan difícil como el de una CEO de una compañía enorme; criar a una persona de bien no es tan fácil como algunos quisieran creer.

El empoderamiento es crecer como seres humanos, no marchar desnudas, pintándose de sangre u orinando frente a iglesias. En algo sí quiero ser claro, si existe discriminación contra mujeres debe ser combatida donde sea, pero con acciones positivas, no denigrantes ni agresivas. Si bien la mujer que más admiro en el mundo es mi madre, admiro mucho a Margaret Thatcher, a Marcia Gilbert y a otras mujeres que han sido capaces de salir adelante en un mundo que sí les puso trabas. Negar el machismo es cegarse, pero generalizarlo es sumamente peligroso.

Mujeres, espero hayan celebrado mucho su día, en mí siempre encontrarán un admirador de su lucha y un defensor de la igualdad.