Licencia virtual

  Columnas

Licencia virtual

"No mirar atrás, a la época de Gutenberg, ni para coger impulso"

Con su aplicación gob.ec el Gobierno nacional empieza a dar pasos decididos hacia la digitalización de los servicios públicos. Y con ellos de la economía. Antes la digitalización alcanzaba solo las materias de interés del Estado: con Esigef se hacían transferencias entre entidades públicas y a contratistas; con Ecuapass se obtenían liquidaciones de aranceles y trámites aduaneros; con el sistema del SRI se realizaba, obviamente, la declaración de impuestos. Con Quipux, el ir y venir documental de los funcionarios. La inversión pública en modernización y digitalización de servicios se limitaba en nuestro país exclusivamente al cobro de tributos, aranceles y al movimiento de la plata y los papeles del Estado. Todo lo demás, lo que no extrae recursos de la ciudadanía y la lleva al Estado, seguía en la era de las carretas.

Mientras en Estados Unidos o en China los pagos se hacen desde un celular, aquí para evitar otros indecibles pagos, próximamente los ecuatorianos podremos presentar nuestra licencia de conducir en nuestros dispositivos directamente desde la aplicación gob.ec.

Vía gob.ec se puede hacer trámites directamente de manera electrónica, sin necesidad de tomar un bus o prender el carro y gastar tiempo y combustible, sin pedir permiso en el trabajo o exponer la salud. Está en manos del Gobierno incrementar los trámites disponibles y promocionarlos. Hoy son 5.500 trámites los que pueden gestionarse desde la web, lo que suena bien porque se puede, pero mal porque siguen siendo demasiados.

La cédula empezará a ser entregada con firma electrónica desde este mes de diciembre. Esto es bueno hasta en un sentido cultural. La gente no ha tomado conciencia aún de que al pedir comida por una aplicación, al comprar un ticket online o al realizar una transferencia bancaria virtual, está firmando electrónicamente. Está poniendo de por medio su dirección, su nombre, apellido, a veces estado civil y otros datos más sobre su identidad, que es lo que transmite una firma, porque hay exigibles de por medio.

El voto de confianza a gob.ec va condicionado: tenemos que usar tecnologías de código abierto, garantizar la interconexión sin excepciones y no mirar atrás, a la época de Gutenberg, ni para coger impulso.