Columnas

La media naranja

"Este presente y sus riesgos deben cambiarnos la manera de hacer nuestras elecciones y conocer las nuevas habilidades que los líderes y hacedores de políticas deben demostrar previo a su cargo"

Domingo 23 de agosto. Ecuador conocerá formal y oficialmente los candidatos definitivos a la presidencia, vicepresidencia y sus listas de asambleístas.

Si bien la expresión media naranja proviene de un relato sobre la decisión del dios griego Zeus, que castigó a unos seres que se sentían más dignos que él y así los partió con un rayo en la mitad para que de por vida se busquen unos a otros, como se puede leer en la obra de Platón sobre El banquete; aquí lo usaré para referirme a esa otra mitad que se busca incansablemente -o apuradamente- antes de una designación de binomio presidencial. Y asimismo, a la búsqueda de aquel binomio que nos hace sentido que deba ser quien se gane nuestro voto en las urnas para administrar nuestros recursos.

Siendo una etapa difícil a nivel mundial, se debería entender primero qué situación deberán enfrentar y sus respectivos riesgos, que requerirán acciones previsibles. Me refiero a los riesgos en los próximos 10 años, que impactarán a la economía país, empresarial, personal y mundial, en 5 ámbitos. 1) Ambiental: clima extremo, consecuencia de las fallas en la acción ante el cambio climático, desastres naturales, pérdida de biodiversidad; 2) Tecnológicos: fraude o robo de datos, ataques cibernéticos; 3) Sociales: Crisis en el manejo y acceso al agua, aumento del nivel de desempleo; 4) Económicos: burbuja de activos, iliquidez por preventa de recursos, excesivo y/o escasa regularización; y, 5) Geopolítico: fracaso de la gobernanza global (más reciente evidencia es la administración de recursos pesqueros en alta mar).

Este presente y sus riesgos deben cambiarnos la manera de hacer nuestras elecciones y conocer las nuevas habilidades que los líderes y hacedores de políticas deben demostrar previo a su cargo. De acuerdo al estudio realizado por el Instituto Italiano para el Futuro, en este agosto, y compartido en el Foro Económico Mundial, hay 4 indispensables: a) Alfabetismo futuro, más allá de saber leer, escribir y usar una computadora, internet o celular, esta es la habilidad que permite a las personas imaginar y entender mejor el futuro. Es importante porque son las imágenes del futuro las que impulsan nuestras expectativas, decepciones y voluntad de invertir o cambiar. b) Pensamiento sistémico, mentalidad para pensar, comunicarse y aprender sobre los sistemas para aclarar los patrones completos, mejorar y compartir la comprensión de los problemas y ver cómo enfrentarlos de manera efectiva. c) Anticipación, aprender a reconocer estos futuros posibles y a utilizar esta conciencia aumentada para moldear nuestras decisiones, hábitos, comportamientos y acciones en el presente, para estar mejor preparados para un mundo en constante cambio. d) Previsión estratégica, poner las soluciones correctas como resultado del ejercicio de las 3 anteriores.

Dicho esto, ¿quién cree usted que es la ‘media naranja’ que pueda complementar mejor al candidato a presidente? ¿Quién cree que tendrá la habilidad de, frente a esos problemas, ir hacia un sistema económico sostenible e inclusivo y así contribuir a un mundo donde las personas se sientan seguras, felices, saludables y respetadas. ¿Qué nombres tiene su voto?