Columnas

¿Hasta cuándo?

"Hemos perdido numerosas oportunidades de salir de la pobreza".

Son 190 años de hacer lo mismo, cada decenio. Hemos perdido numerosas oportunidades de salir de la pobreza, la última cuando el barril de petróleo superó los 100 dólares.

Fuimos incapaces de hacer caso al sistema político que propugnaron Olmedo y Rocafuerte. Si nuestros políticos hubieran leído sus cartas, discursos, libros y puesto en práctica su pensamiento político, habría un Ecuador próspero. No existiría centralismo, ni los gobernantes hubieran visto al sector de la producción como adversarios.

¿Qué dice Rocafuerte sobre ellos? En Ideas necesarias a todo pueblo americano, obra publicada casi dos siglos atrás, comenta: “El espíritu mercantil es el compañero inseparable de la libertad y de la riqueza nacional; solo puede existir bajo los auspicios de los gobiernos liberales, como lo comprueba la historia mercantil de la Holanda, de las ciudades anseáticas, de los Estados Unidos, de la Inglaterra, y de las repúblicas de Génova y Venecia”. Él fue estudioso del desarrollo económico holandés, que en el siglo XVII logró ser potencia mundial, sirviendo de modelo a Gran Bretaña, y esta imitada por Estados Unidos. Hoy no tendríamos un ejército de desempleados, ignorancia y corrupción rampante.

Ver en televisión a personas de escasos recursos protestar porque en los hospitales públicos les obligan a comprar medicina cuyo valor equivale a varios meses de su sueldo, es clara señal de que el sector público está a la deriva. Lo mismo sucede cuando las clínicas de diálisis no pueden seguir atendiendo a los pacientes por la enorme deuda del Gobierno.

Pero para robar fondos públicos sí hay dinero y al instante. Con el COVID-19 las malas prácticas de los burócratas han contagiado al aeropuerto de Quito. En días pasados, pasajeros cuyo destino final era Guayaquil fueron obligados a hacerse dos pruebas, en la primera, no les dieron los resultados y por no tener respaldo, para poder viajar a Guayaquil, Avianca los obligó a hacer una nueva prueba. Para la segunda tuvieron que salir de la terminal e ir a otro edificio, con riesgo de perder el avión o contagiarse. ¿Ecuador al garete?