Votar por la vida, salud y reactivación

  Columnas

Votar por la vida, salud y reactivación

"Ciudadanos, no nos dejemos engañar por las salidas político-electorales de siempre".

Hoy, domingo 7 de febrero, todos los ecuatorianos habilitados legalmente debemos participar ciudadanamente votando en este proceso electoral, no solo por la obligatoriedad y el certificado sino porque como país nos encontramos en un momento histórico sumamente crítico y complicado, avizorando un futuro próximo oscuro por la incertidumbre y la inestabilidad.

Realmente, la crisis económica, agudizada por los yerros incurridos por los gobiernos de Correa y Moreno y los efectos catastróficos de la pandemia del coronavirus -se decretó la emergencia el 13 de marzo del 2019 y según las estadísticas no oficiales, pero reales, bordea los 70 mil fallecidos y más de 300 mil infectados-, un año después, nos sigue azotando en todo el territorio nacional de una manera desigual y combinada pero teniendo mayor presencia de contagio y mortalidad en la red de centros urbanos, por lo que provoca una mayor alarma y temor en la sociedad.

Partiendo de que lo primero a priorizar y proteger es la salud y la vida por encima de la economía y las sobreganancias que tanto seducen a nuestras élites dominantes, los ciudadanos debemos ir a marcar presencia en los recintos electorales para votar,. Escojamos al candidato y la lista que nos hayan convencido, a conciencia, de que cumplirán realmente con sus tareas prometidas. No caigamos en la tentación de elegir al vendedor de feria, al que ofrece un baratillo de ofertas. Ese nos engaña y no hace nada, ese nos roba incluso la esperanza de un Ecuador para todos.

Conciudadanos, recordemos siempre, y particularmente mientras votemos, lo que nos ha mostrado la COVID-19: un mayor agravamiento de las desigualdades sociales, la profundización de las brechas clasistas provocadas por la pobreza e informalidad crecientes; y la incapacidad total del gobierno para reducirlos.

Ciudadanos, no nos dejemos engañar por las salidas político-electorales de siempre.