Racismo institucional, brutalidad policial

  Columnas

Racismo institucional, brutalidad policial

"Hay un poderoso ‘ethos’ cultural de discriminación, opresión y racismo hacia todas las minorías étnicas, paradójicamente en un país de emigrantes e ideología liberal, absorbida del Iluminismo y del constitucionalismo inglés"

Fue asesinado un afroestadounidense, desarmado y esposado, por 4 policías blancos en Minneapolis. Uno de ellos le puso la rodilla, cerca de 9 minutos, en el cuello, mientras la víctima le suplicaba por su vida, ya que se ahogaba, lo que produjo su fallecimiento. Ello ha indignado al pueblo norteamericano y ha provocado casi 2 semanas de masivas protestas y movilizaciones pacíficas, aunque algunas de ellas acabaron en saqueos e incendios en varias ciudades de EE. UU. Según los medios de comunicación, desde 1968, tras el asesinato de Martin Luther King por un blanco supremacista, no se habían conocido manifestaciones tan multitudinarias y “torpes” órdenes de represión por parte de un presidente ultraconservador, supremacista y populista, que incluso amenaza con sacar a las FF. AA., con lo que discrepa su ministro de Defensa. Parecería que se repiten los hechos oprobiosos de la historia, pero ello es consecuencia de un racismo institucionalizado; de hecho hay un supremacismo blanco, soslayado por los padres fundadores de la república aun en su Carta Constitucional. Medió una cruenta y larga guerra civil para lograr la abolición de la esclavitud, por Lincoln en 1866, y solo en 1964 se reconocieron los derechos civiles de los afrodescendientes. Hay un poderoso ‘ethos’ cultural de discriminación, opresión y racismo hacia todas las minorías étnicas, paradójicamente en un país de emigrantes e ideología liberal, absorbida del Iluminismo y del constitucionalismo inglés.

Sobre la brutalidad policial, Philip Stinson, criminólogo de la U. Estatal de Bowling Green, señala que “más de 1.000 personas al año son asesinadas por la policía. Entre 2005 y 2014, solo 48 oficiales fueron acusados de asesinato u homicidio por el uso de la fuerza letal”. Según MIT Tecnology Review, desde la década de los 60 se impulsaron “los sistemas de información de Justicia Penal” que alimentan las bases del perfil racial, la vigilancia predictiva y la vigilancia racialmente dirigida”. Y agrega, “hay películas, grabaciones, hay pruebas contra la brutalidad policial; pero también hay una ausencia manifiesta de decisión política para combatirla”.