Columnas

Lecciones de octubre 2019

"En octubre no hubo ni vencedores ni vencidos, toda la sociedad ecuatoriana fue afectada"

La protesta social que se produjo del 3 al 13 de octubre de 2019 está registrada en la memoria histórica como una de las más prolongadas, que provocó la fuga de un gobierno hacia otra ciudad y que se vinculó a similares actos sucedidos en la misma temporalidad en la región. A nuestro criterio este hecho social y político implicó la participación de una serie de actores colectivos, obedeció a problemas estructurales y coyunturales, y conllevó lecciones y consecuencias para todos sus principales protagonistas. No estamos convencidos si estas movilizaciones fueron las de mayor intensidad y violencia del último medio siglo, según varios analistas. Creemos que en las dos últimas décadas se produjeron sendas movilizaciones para la “destitución social” de tres presidentes elegidos, y por el papel jugado por las FF. AA. Pero sí lo es desde 1979, cuando retornamos al régimen de derecho. Sobre este punto es importante seguir investigando desde la academia. Y las lecciones para los protagonistas son:

  1. El Gobierno: es triste que el presidente pierda su credibilidad; desde el inicio de su administración ha mentido a la ciudadanía. Las iniciativas que comenzó, como el diálogo social que encargó al exvicepresidente Sonnenholzner, no continuaron ni concluyeron. En un contexto de crisis toca negociar con todos sin exclusión y saber respetar acuerdos. 
  2. Grupos sociales afectados: en el estallido social de octubre participó un número muy significativo de grupos sociales afectados por la abolición de subsidios a los combustibles, y también vinculados por la crisis económica y las medidas neoliberales del Gobierno. Se concentran desde transportista hasta amas de casa, jóvenes, mujeres, pobladores, trabajadores del FUT, etc.; todos reclamaban por sus precarias condiciones de vida y por la austeridad, desempleo y empobrecimiento. 
  3. La Fuerza Pública: hay circunstancias en las cuales no se puede solo reprimir, como sucedió, sino que ellos son parte del pueblo, afectados totalmente por las medidas gubernamentales.

En octubre no hubo ni vencedores ni vencidos, toda la sociedad ecuatoriana fue afectada.