Columnas

Elecciones y encuestas

Sorprende la baja sumatoria de posibles votos que alcanzan 13 candidatos, ¿es problema del huevo o la gallina? ¿De los candidatos o sus tiendas electorales?

Las controvertidas elecciones 2021 pasarán a la posteridad como unas de las más cuestionadas, complicadas y conflictivas. Serán muy estudiadas por los politólogos para sacar diagnósticos y aprendizajes para corregir problemas y vacíos en esta función y poder del Estado. A pocos días de su realización es necesario presentar la relación existente entre un proceso electoral y las encuestas de adhesión de voto (también llamadas sondeos de opinión electoral), debido al gran uso que hacen de estas todos los medios de comunicación y las redes sociales actualmente, como también por los candidatos y sus “tiendas electorales”.

La encuesta de adhesión de voto es un instrumento técnico matemático-estadístico que sirve para medir los impactos del mensaje político-electoral en los votantes y la capacidad de incidencia de los candidatos. Sus resultados son referenciales y siempre serán preliminares. Pueden variar en la realidad; las encuestas se equivocan mucho, lo que depende de múltiples factores. Según el analista Francisco Muñoz, “se utiliza el término tendencia político-electoral para significar la ubicación de la población apta para sufragar en torno a líneas ideológicas, políticas, contextuales y sociales con las que el electorado se identifica -consciente o inconscientemente, explícita o implícitamente-, donde cabe encontrar expresiones, posiciones y demandas específicas, como etarias (jóvenes, por ejemplo), sociales, éticas y culturales, entre otras”.

Expreso, el 26 de enero, presentó resultados de 4 encuestas sobre las elecciones presidenciales que permiten resaltar y hacer estas reflexiones: 1.- Por la polarización del electorado nacional, antes que por el número de candidatos, habrá necesariamente una segunda vuelta o “balotaje”. 2.- El ganador de la primera vuelta será toda la intención de voto que se aglutina como “nulo, blanco, no sabe, o ninguno”, que en 2 encuestas está por encima de 30 % y en otras 2 solo es superada por las votaciones de los candidatos Lasso y Arauz. 3.- Sorprende la baja sumatoria de posibles votos que alcanzan 13 candidatos, ¿es problema del huevo o la gallina? ¿De los candidatos o sus tiendas electorales?