Columnas

El somocismo del siglo XXI

Ahora es total. En Nicaragua se sufre el somocismo del siglo XXI

Mantengo un vínculo especial con Nicaragua. Don Eloy fue designado general honorario de ese país y ahí estaba cuando le pidieron que retorne al Ecuador, luego del 5 de Junio de 1895.

En relación a Nicaragua tuve mi primera experiencia en política y solidaridad internacional cuando mi padre, recuerdo que en el teatro Olmedo, condecoró a Pedro Joaquín Chamorro Cardenal por su altiva lucha desde las páginas de su diario La Prensa contra las dictaduras de Luis y Anastasio Somoza Debayle.

Me conmovió su asesinato en 1968. El 2012 fue designado héroe nacional de Nicaragua, con el título de Mártir de las Libertades Públicas. Su viuda, Violeta Barrios de Chamorro, ejerció la presidencia de Nicaragua desde 1990 al 1996.

Ahora su hija Cristiana está detenida por el delito de ser candidata a la presidencia de la República, tal cual otros aspirantes y dirigentes sindicales y empresariales.

Cuando el pueblo de Sandino decidió terminar con la tiranía somocista hubo celebración continental entre quienes amamos las libertades como bien supremo.

Queriendo mirar de cerca tan interesante proceso tuve oportunidad de viajar a Managua, con base en mis contactos con el Partido Liberal Independiente (PLI). Entonces me surgieron las primeras dudas cuando en el viaje del aeropuerto al hotel le pregunté al chofer: “¿Y usted, cómo ve el nuevo gobierno? Después de dudar un tanto y ante mi insistencia, recuerdo vívidamente que me dijo: “Vea señor. La diferencia es que antes había uno que se sentía y mandaba como dueño del país y ahora son nueve”. Aludía a la Junta de Gobierno recién constituida.

Uno de los nueve era Daniel Ortega. Después fui a Managua unas tres ocasiones más. Invitado en razón de algún acto conmemorativo, entusiasmado por conocer al Comandante Omar Cabezas Lacayo, exdirigente estudiantil y autor de ese hermoso y duro libro testimonial: La montaña es algo más que una inmensa estepa verde. También llevando insumos médicos como ministro de Salud del Ecuador, en razón de algún siniestro. La decepción me fue llegando de a poco. Ahora es total. En Nicaragua se sufre el somocismo del siglo XXI.