Columnas

Salud para todos, todos por la salud

Se está trabajando sobre el tema para que el presidente Lasso tome la correspondiente decisión

Cuando en 1978 la OPS y la OMS lanzaron la iniciativa: “Salud para todos en el año 2000”. No faltaron los humoristas incrédulos que a inicios de los 80 proclamaban con cierta ironía: salud para todos después de 2.000 años.

Me correspondió intentar durante un año organizar al sector en cada cantón de la República, a objeto de constituir un Sistema Nacional de Salud. Quienes me sucedieron: Luis Sarrazín y otros que vinieron después, continuaron el esfuerzo y ampliaron la participación de los ciudadanos.

Por entonces se concebía la ampliación de la cobertura, la cobertura universal, como un derecho humano que para ser mejor ejercido requería la más amplia participación: todos por la salud.

Y como estrategia para transformar los recién instalados sistemas locales de salud, se instauró la atención primaria de salud, APS.

Luego, en la década infame, se destruyó la estructura organizativa del MSP y se pararon los avances logrados en la conformación del Sistema Nacional de Salud. A nombre del ejercicio de la rectoría ministerial se distanció a los ciudadanos de los quehaceres de los funcionarios y surgió impune la corrupción.

Ahora, 43 años más tarde, pareciera que al fin se asume la necesidad de contar con todos en las acciones que hay que llevar adelante, tarea ciclópea por lo demás.

Como por otros sectores, también por el sector Salud pasó la asociación político-delincuencial que nos gobernó e hizo de las suyas en la construcción y administración de hospitales, en la adquisición de insumos médicos, en la recolección de diezmos y sobornos, etc., etc.

Por suerte, casos de excepción también existen. A partir de ellos se iniciará la reconstrucción del sector. Al respecto, en una reciente y muy grata reunión con el vicepresidente Borrero, se hizo un buen avance en lo relacionado con la devolución a Guayaquil del Instituto Nacional de Higiene, rediseñado obviamente con los avances dados en el presente siglo. Así se lo proyecta como un Instituto Nacional de Salud y Ambiente. Se está trabajando sobre el tema para que el presidente Lasso tome la correspondiente decisión.