Columnas

Viravuelta legislativa

"Texto igualito al planteado para el arbitraje en las compañías anónimas (ordinarias), lo propuso también el veto para el arbitraje en las sociedades anónimas simplificadas (art. 68)"

El Ejecutivo, con un veto, planteó corregir dos torpezas sobre arbitraje para resolver disputas en compañías limitadas y anónimas (ordinarias), incluidas en el reciente proyecto de reformas a la Ley de Compañías aprobado en la Asamblea. Primero, que se intente limitarlos a los conflictos entre sus “miembros”, lo que pudiera entenderse que excluiría a las muy comunes disputas socios-sociedad o socios-administradores. Y segundo, que se intente impedir -inconstitucionalmente- que las decisiones se tomen con base en la equidad (arts. 21 y 22).

La objeción propuso, como corresponde, un texto alternativo. En este, por ejemplo para las compañías anónimas ordinarias, pidió que puedan arbitrarse las diferencias que tengan relación con la “existencia o funcionamiento de la sociedad” que “surjan entre los accionistas... ...entre estos y la compañía o sus administradores, o entre la sociedad con las personas que la administraren”. Pidió también eliminar la restricción para que se resuelvan en equidad.

El tema regresó a la comisión legislativa presidida por el asambleísta Esteban Albornoz. En el informe “no vinculante” presentado por esta al pleno de la Asamblea se recomienda rechazar el veto del Ejecutivo. ¿Motivos? “La Comisión considera que los argumentos de la objeción parcial son deficientes y adicionan textos nuevos por fuera de la materia y el texto aprobado por el máximo órgano legislativo, por lo que se recomienda ratificarse en este punto en el texto del artículo 22”.

Ningún motivo, como puede leerse (más allá de la falsedad de los supuestos textos “por fuera de la materia”).

Pero es peor. Texto igualito al planteado para el arbitraje en las compañías anónimas (ordinarias), lo propuso también el veto para el arbitraje en las sociedades anónimas simplificadas (art. 68). Sobre esto último la comisión dio la viravuelta y dijo que “concuerda que la propuesta del Presidente de la República mejora la redacción y alcance del artículo, por lo que recomiendan al Pleno de la Asamblea Nacional allanarse”.

Elefantes en vidriería. Así estamos en el paisito.