Columnas

Turismo en pañales

"La campaña ‘Te Prometo Ecuador’, que busca animar a los ecuatorianos a recorrer el país, debería primero prometernos mejores vías de primer orden"

Ecuador no esta preparado para incentivar el turismo interno, no obstante de tener una buena capacidad hotelera y una maravillosa y diversa belleza natural; su principal escollo está en la falta de adecuadas vías de comunicación.

Casi todas las carreteras interprovinciales en varios de sus tramos y por largos recorridos son angostas, de dos carriles, que no dan margen de error a los conductores; un mal movimiento y terminan estrellados o clavados en barrancos, zanjas o precipicios mortales.

Casi ninguna tiene una zona en la que un vehículo averiado pueda estacionarse; simplemente, le toca quedarse en la misma vía, expuesto a accidentes.

Luego nos preguntamos ¿por qué tenemos tantos siniestros en la carreteras de nuestro país? Un extranjero no puede manejar en estas. Además de ser peligrosas y maltrechas, no tienen señalética clara y suficiente.

El estado vial del Ecuador es una calamidad y esto desestimula el turismo. Un ejemplo cercano, para muchos de los guayaquileños, es la vía a Santa Elena, concesionada pero plagada de huecos, parches de brea, desniveles y otras desgracias que atentan contra la vida. Lo único nítido de esa vía es la estación de peaje, que de cuatro carriles se abre, por unos escasos metros, a 8 carriles apoteósicos que te llevan a una aspiradora del bolsillo de sus usuarios.

Espero sentada que algún día el ministro de Obras Públicas agarre una moto y se ponga a recorrer el Ecuador para que sienta de lo que estamos hablando.

Una de cal y otra de arena. Por un lado tenemos la disposición transitoria décima tercera de la Ley de Apoyo Humanitario, que con gran acierto pretende reactivar el sector turístico local, disponiendo que los gastos por turismo interno que se generen en 2020 y 2021 sean deducibles del pago del impuesto a la renta, pero por otro, está la realidad calamitosa de buena parte de nuestras carreteras.

La campaña ‘Te Prometo Ecuador’, que busca animar a los ecuatorianos a recorrer el país, debería primero prometernos mejores vías de primer orden, que conecten eficientemente a todo el Ecuador.