¿Atrasos teniendo recursos?

  Columnas

¿Atrasos teniendo recursos?

Si la intención del Gobierno es controlar el déficit fiscal y quiere gastar poco, está en sus manos cometer ese error pero, ¿por qué embarcar al resto de actores en la dinámica de trasladar atrasos a sus proveedores, o no ejecutar obras por falta de recursos?’.

La Reserva Internacional al finalizar marzo de 2022 fue USD 9.226 millones, de los cuales USD 1.265 millones se mantuvieron en la Cuenta Corriente Única del Ministerio de Finanzas; el resto es propiedad de terceros, en donde destacan USD 7.973 millones de Encaje, mantenidos en el Banco Central del Ecuador, mayoritariamente propiedad de la banca privada, y en realidad de sus depositantes.

Durante el mes de abril se recibieron más de USD 2.000 millones de impuestos y es la suma más alta que se haya registrado en el Ministerio de Finanzas en su historia para cualquier mes que se analice. Esta recaudación récord incrementará el saldo de la Cuenta Corriente Única en el Banco Central del Ecuador, brindándole a Finanzas la oportunidad de disminuir de forma importante los atrasos que mantiene en sus principales cuentas presupuestarias, en especial los valores a pagar a la Seguridad Social, la Obra Pública y los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD).

Me enfocaré en el presupuesto que se le asignó a los GAD. Para el presente año cuentan con USD 2.828 millones que deberán ser transferidos a prefecturas ($763M), municipios ($1,895M) y juntas parroquiales ($170M). Hasta marzo solo habían recibido transferencias por USD 431 millones que se ubican USD 276 millones por debajo de lo que debieron recibir si se distribuyera uniformemente cada mes.

Siguiendo la dinámica observada hasta ahora, al mes de abril Finanzas acumularía atrasos en las asignaciones a los GAD por USD 300 millones. La pregunta obvia es, ¿por qué mantener atrasos teniendo recursos? Si la intención del Gobierno es controlar el déficit fiscal y quiere gastar poco, está en sus manos cometer ese error pero, ¿por qué embarcar al resto de actores en la dinámica de trasladar atrasos a sus proveedores, o no ejecutar obras por falta de recursos? La economía puede y debe reactivarse desde lo local y esos recursos adicionales ayudarían a generar obras y mejores expectativas en la comunidad.

Las estimaciones del SRI señalaban que la última reforma tributaria durante 2022 generaría USD 72 millones de ingresos permanentes y USD 728 no permanentes. Estos USD 800 millones adicionales de impuestos deben transformarse en nuevos ingresos para los GAD por USD 88 millones al aplicar el 21 % a los permanentes y 10 % a los no permanentes, que es la “preasignación” que les corresponde por ley.

La mejora observada del precio del crudo, si dura todo el año, podría generar ingresos extraordinarios por cerca de USD 1.500 millones, de los cuales correspondería destinar USD 150 millones adicionales a los municipios, prefecturas y juntas parroquiales para atender, ojalá, obra pública y necesidades básicas insatisfechas en mayor proporción que incrementos de burocracia. Mientras más rápido se comunique el reajuste y las fechas en que se reciban, se podrán acelerar planes y proyectos en favor de la población.

El tiempo pasa y si no se toman correctivos, se empezará a notar una Cuenta Corriente Única robusta, que traerá el recuerdo de la promesa de campaña perdedora de usar la plata de la Reserva en favor de la población, con la diferencia de que cuando se planteó querían repartir plata que no le pertenecía, ni existía, mientras que ahora se estaría acumulando quién sabe a la espera de qué tamaño de vaca flaca.