La agresión de Rusia contra Ucrania amenaza la paz y la seguridad global

  Columnas

La agresión de Rusia contra Ucrania amenaza la paz y la seguridad global

Esta agresión genera inestabilidad e incertidumbre en todo el planeta. Y constituye una violación de los principios básicos de la coexistencia’.

Desde el 24 de febrero pasado, el mundo observa con indignación y horror la invasión de la Federación de Rusia a Ucrania, sin justificación alguna y en flagrante violación de la Carta de Naciones Unidas y del Derecho Internacional.

Desde entonces, se reciben informes de ataques indiscriminados contra instalaciones civiles, tales como residencias, escuelas y hospitales, y de muertes de civiles, en particular de mujeres, ancianos, discapacitados, niños y niñas.

Aquellos que intentan huir a través de los corredores humanitarios, supuestamente seguros, se encuentran de nuevo bajo el fuego de los agresores.

Cuatro millones de refugiados han tenido que buscar seguridad en los países vecinos, y muchos más han sido desplazados dentro del territorio ucraniano.

Esta agresión genera inestabilidad e incertidumbre en todo el planeta.

Y constituye una violación de los principios básicos de la coexistencia.

Este ataque no solamente es contra Ucrania, sino contra el orden mundial basado en normas jurídicas, en el Sistema de Naciones Unidas y en el Derecho Internacional.

No podemos aceptar que cualquier país pueda invadir y apoderarse del territorio de un país vecino más vulnerable, haciendo valer la ley del más fuerte.

Dado el deterioro de la situación humanitaria y el número de víctimas causadas por la agresión rusa en Ucrania, es fundamental exigir el cese inmediato de las hostilidades, la completa e incondicional retirada de todas fuerzas militares rusas del territorio de Ucrania, cuyas fronteras son reconocidas internacionalmente.

Reivindicamos además que se facilite el acceso de asistencia humanitaria, así como el respeto al Derecho Internacional Humanitario y al Derecho Internacional.

La Comunidad Internacional se ha hecho oír de modo inequívoco en la Asamblea General de las Naciones Unidas: 141 países han exigido detener la invasión y el uso ilegal de la fuerza en Ucrania.

La Corte Internacional de Justicia también manifestó que Rusia debe suspender de inmediato sus operaciones militares en Ucrania.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha condenado los abusos y violaciones de Derechos Humanos y la reiterada vulneración del Derecho Internacional Humanitario como consecuencia de la agresión rusa contra Ucrania.

Adicionalmente, pidió la retirada rápida y verificable de las tropas rusas, estableciendo, además, una comisión de investigación.

Tras esta guerra el mundo no volverá a ser el mismo.

Hay un cambio de escenario para todos, pero en este momento dramático es más necesario que nunca reafirmar la voluntad de construir un futuro sobre la base de la confianza, la justicia, los derechos humanos, la libertad y la solidaridad.

-Comunicado conjunto de los Embajadores y Jefes de Misión de Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Hungría, Italia, Japón, Reino Unido, Suiza y la Unión Europea